Por @Wicho — 22 de Mayo de 2016

La imagen anterior, etiquetada
Marte casi en oposición en 2016 con una resolucuón de 30 kilómetros por pixel – NASA, ESA, the Hubble Heritage Team (STScI/AURA), J. Bell (ASU), and M. Wolff (Space Science Institute)

A las 11:10 UTC del 22 de mayo de 2016 el Sol, la Tierra y Marte estaban en lo que los astrónomos denominan oposición, lo que quiere decir que estaban perfectamente alineados, algo que en el caso del planeta rojo visto pasa cada 780 días, el periodo sinódico de Marte.

Esto, por supuesto, no tiene ninguna relevancia cabalística ni astrológica ni nada parecido, pero cuando un planeta está en oposición recibe la luz del Sol de forma perpendicular a su superficie, igual que cuando hay Luna llena –de hecho cuando hay Luna llena es porque esta está en oposición– lo que hace que sea un momento ideal para observarlo al telescopio o, en el caso de Marte, a simple vista, ya que se verá más brillante y más rojo…

Claro que como esto es un proceso gradual en realidad no es algo que nos vaya a llamar la atención precisamente el día que se produce la oposición, igual que no notamos cuando hay una superluna porque esta se acerca paulatinamente a la Tierra.

El telescopio espacial Hubble ha observado Marte varias veces en o cerca del momento de la oposición, tal y como ha hecho el 12 de mayo de 2016 para captar la imagen que se ve arriba, y en 1995, 1999, 2001, 2003, 2005, y 2007, imágenes recogidas en esta imagen compuesta:

Marte en oposición por el Hubble
Marte en oposición por el Hubble entre 1995 y 2007 – NASA, ESA, and Z. Levay (STScI)

Esta permite apreciar como los dos planetas no están siempre a la misma distancia cuando están en oposición, algo que es debido a que las órbitas de ambos son ligeramente elípticas y que no las recorren ni a la misma velocidad ni a una velocidad constante, tal y como nos cuentan las Leyes de Kepler.

Lo curioso es que precisamente debido a la forma de las órbitas la fecha en las que la Tierra y Marte están en oposición y la fecha en la que están más cerca no coinciden.

En 2016, como decía arriba, la oposición tuvo lugar a las 11:10 UTC del 22 de mayo, mientras que la máxima aproximación ocurrirá el 30 de mayo a las 21:36 UTC, momento en el que ambos planetas estarán separados por «tan solo» 75,28 millones de kilómetros, la distancia mínima en los últimos 10 años, pero aún así bastante mayor que los 55,76 millones de kilómetros del 27 de agosto de 2003, la menor distancia en los últimos 60000 años.

Habrá que esperar al 29 de agosto de 2287 para verlo más cerca que entonces, ya que para entonces se acercará 69601 kilómetros más. Pero si en 2003 no vimos llamaradas verdes saliendo de la superficie de Marte, parece poco probable que para 2287 vayamos a verlas. Bueno, nosotros casi seguro que no, pero nuestros descendientes tampoco creo que las vayan a ver.

En realidad, al paso que vamos, la pregunta es si para entonces habremos llegado ya a Marte.

Pero mientras tanto, ya sabes, sal al MundoReal™ a intentar verlo; SkySafari o una app similar te pueden echar una mano si no eres capaz de encontrarlo a simple vista. El cielo nocturno es un espectáculo alucinante y, por ahora al menos, gratis.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear