Por @Wicho — 9 de Noviembre de 2003
Dedicarse a la ciencia tiene un halo de glamour que no siempre se corresponde con la realidad, ya que llegar a algún resultado útil requiere por lo general horas y horas de trabajo y dedicación, y en algunas ocasiones se trata de trabajos bastante espantosos.

Vía Slashdot, The Worst Jobs in Science 2003, un artículo de Popular Science que reúne los peores trabajos en ciencia:
From fart sniffer to postdoc, the most torturous ways to make a living in science.
Y es que hay cosas que el dinero no paga.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear