Por @Alvy — 2 de Mayo de 2016

Este vídeo del Departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Utah tiene ya un tiempo, pero me pareció increíblemente didáctico. Muestra cómo se puede atrapar la luz de un láser en un chorro de agua y se puede hacer en casa con un puntero láser.

Todo lo que se necesita es una botella grande de plástico rellena de agua y un recipiente en el que recogerla cuando caiga. Se hace un agujero de modo que salga en un chorrito poco a poco; al mismo tiempo se apunta desde el otro lado el láser.

La luz atraviesa la botella en línea recta pero al salir del otro lado va curvándose siguiendo la forma del chorro porque una buena parte la luz se refleja internamente en la corriente de agua. Se puede probar a poner la mano para ver el rayo, o también mezclar el agua con otros líquidos (jabón, leche, refrescos…) para ver qué sucede en cada caso.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear