Por @Alvy — 9 de Septiembre de 2007

Perpetual Futility: Una breve historia de la búsqueda del movimiento perpetuo es un excelente ensayo sobre cómo a lo largo de los siglos los seres humanos han intentado crear máquinas de movimiento perpétuo. Las primeras máquinas conocidas y documentadas datan del siglo XII, la mayoría son algún tipo de rueda con agua o líquidos, en general pesos en pseudo-equilibrio. Leonardo Da-Vinci analizó muchas de ellas para demostrar por qué no podrían funcionar nunca.

Ruedas de movimiento perpétuo, analizadas por Leonardo Da Vinci

Los diseños a partir del siglo XVII comienzan a incluir imanes y otros dispositivos curiosos, algunas veces se pensó incluso en los giroscopios. Esta tradición de búsqueda del movimiento imposible o la energía sin fin ha continuado hasta nuestros días: el último ejemplo ha sido el caso de Steorn y la energía gratuita infinita, cuyo diseño curiosamente se parece mucho a las ruedas de hace casi diez siglos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear