Por @Wicho — 10 de Marzo de 2016

Exoplanetas habitables a marzo de 2016
Exoplanetas potencialmente habitables conocidos en marzo de 2016 - PHL @ UPR Arecibo

Casi no pasa una semana sin que se anuncie el descubrimiento de algún nuevo planeta extrasolar, muchos de ellos claramente hostiles para la vida tal y como la conocemos.

Pero de los aproximadamente 2000 planetas extrasolares conocidos en marzo de 2016 hay 32 que parecen tener las condiciones necesarias para albergar vida tal y como la conocemos. 11 de ellos son similares en tamaño a la Tierra (aunque todos son más grandes que ella) y los 21 restantes pertenecen a la categoría de las súper tierras.

Claro que en realidad, siendo realistas, son más bien ocho los que son potencialmente habitables; para incluir a los otros 24 hay que ser un poco más relajado con los criterios de inclusión, ya que no estamos seguros del todo de que sean rocosos, de que pudiera haber agua líquida en su superficie, y además se está considerando una zona de habitabilidad optimista.

La ilustración de arriba (clic en ella para verla en grande) recoge impresiones artísticas de los 32 junto con la Tierra, Marte, Júpiter y Neptuno para que nos hagamos una idea de su tamaño y apariencia.

Entre corchetes está la distancia a la que están de nosotros, que es el criterio por el que están ordenados; debajo de los corchetes, el nombre del exoplaneta.

De todos ellos el que tiene un mayor índice de similitud con la Tierra es Kepler-438 b, con un 0,88 (Marte tiene un ESI de 0,64 y el de la Tierra es 1, claro), aunque está en la lista optimista; de los más realistas los de mayor ESI son GJ 667C c y Kepler-442 b, ambos con un 0,84.

Si Kepler-438b tuviera una atmósfera similar a la de la Tierra su temperatura media sería de 37,45 ºC; las de GJ 667C c y Kepler-442 b serían de 13 y -2,65 ºC respectivamente.

Gliese 667C c en el terminador
Impresión artística del terminador en Gliese 667 Cc, con las estrellas Gliese 667 A, B, y C de fondo

Pero otros detalles les hacen perder puntos de habitabilidad. Gliese 667 Cc, por ejemplo, está casi con toda seguridad anclado por marea a su estrella, con lo que siempre muestra la misma cara a esta, igual que sucede con la Luna y la Tierra; a Kepler-438b probablemente le pasa lo mismo.

En abril de 2013 conocíamos 10 planetas extrasolares potencialmente habitables, así que aunque aún no hayamos encontrado un «gemelo» de la Tierra, poco a poco nos vamos acercando.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear