Por @Wicho — 20 de Julio de 2013

Niños, no intentéis esto en casa porque el tiocianato de mercurio (II) es muy tóxico, aunque mole kilos cuando arde y pudiera servir como efectos especiales de una película de ciencia ficción/terror de serie z (o así).

Pero si queréis intentarlo, el nitrato de amonio es una forma menos peligrosa de hacer estas serpientes del faraón.

Eso sí, haced estas cosas siempre con supervisión adulta. Aunque vuestro carnet de identidad diga que sois mayores de edad.

(Vía @oalfonsogarcia).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear