Por @Wicho — 6 de Diciembre de 2013

Foto de larga exposición del lanzamiento
Foto de larga exposición del lanzamiento

Tras verse obligados a cancelar dos intentos de lanzamiento anteriores el 3 de diciembre de 2013 SpaceX conseguía llevar a cabo su primer lanzamiento de un satélite a órbita geoestacionaria usando su cohete Falcon 9 v1.1, tal y como ellos mismos cuentan en SpaceX Successfully Completes First Mission to Geostationary Transfer Orbit.

Era el segundo lanzamiento comercial de uno de estos cohetes y el satélite de comunicaciones SES-8 quedó insertado en una órbita de 295×80.000 kilómetros sin ningún problema.

Es lo que se conoce como una órbita de transferencia geoestacionaria desde la que el SES-8 se desplazará a su órbita definitiva usando sus propios impulsores.

El lanzamiento es muy importante para SpaceX porque demuestra que es el Falcon 9 es capaz de llevar a cabo este tipo de misiones y la deja en posición de poder competir con el Ariane 5 y el Protón.

De hecho Space ofrece los lanzamientos del Falcon 9 por 56,5 millones de dólares frente a las 200 del Ariane y los 100 del Protón y ya se está planteando aumentar el ritmo de producción actual de un cohete al mes hasta dos al mes a finales de 2014.

Los 9 motores de la primera etapa
Los 9 motores Merlin 1D de la primera etapa del Falcon 9 v1.1

Es cierto, de todos modos, que SpaceX ha contado con ayuda del gobierno de los Estados Unidos a través de la NASA, que ha financiado en parte el desarrollo del Falcon 9, y ahora queda por ver si la empresa funciona sin este tipo de ayudas, pero es otro pequeño paso adelante más en poner el espacio al alcance de la empresa privada.

Este segundo lanzamiento con éxito de un Falcon 9 v1.1 ha permitido además que SpaceX reciba la certificación de la NASA para usarlos en el lanzamiento de las cápsulas de carga Dragon a la Estación Espacial Internacional.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear