Por @Alvy — 26 de Octubre de 2011

El profesor Brian Cox

Teoría. Incertidumbre. Error. Sesgo. Valores. Manipulación. Anomalía… ¿Por qué es tan importante la labor de los buenos divulgadores científicos? Porque una cosa es lo que los científicos dicen y otra lo que el público piensa.

«Teoría»: Para el público: especulación, corazonada, presentimiento. Sería mejor usar: entendimiento científico.

«Anomalía»: Para el público: ocurrencia anormal y defectuosa. Sería mejor usar: Cambio respecto a lo que se puede esperar a largo plazo.

«Manipular»: Hacer trampas. Sería mejor usar: Procesar y hacer pruebas con los datos.

Y es que una misma palabra puede tener muchos significados y matices, y ese matiz perderse en el uso cotidiano frente al significado técnico o científico – tal vez más preciso técnicamente precioso poco aclaratorio para el resto del público.

Por eso necesitamos muchos más Carl Sagan y Brian Cox: expertos que sepan explicar con lenguaje sencillo las cosas complicadas, y además hacerlo con salero y enganche entre el público.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear