Por @Wicho — 5 de Diciembre de 2014

Con 24 horas de retraso sobre lo previsto debido a varios problemas encadenados la primera cápsula tripulada Orión de la NASA ha superado hoy el denominado Exploration Flight Test 1.

Durante este se probaron los sistemas principales de la nave, incluyendo su escudo térmico y los paracaídas que le permiten amerizar suavemente.

Todo funcionó a la perfección, sí…

Pero no hay que olvidar que esta misión se parece enormemente a la Apolo 4 de noviembre de 1967, aunque en aquella ocasión la altura máxima que alcanzó la órbita fue de 18 340 km, por lo que el módulo de mando alcanzó una velocidad de 40 000 km por hora en la reentrada, frente a los 5 800 kilómetros de altura del vuelo de la Orión y su velocidad de reentrada de 32 000 kilómetros por hora.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear