Por @Wicho — 19 de Abril de 2014

Progress M-22M
La Progress M-22M a su llegada a la EEI el 5 de febrero de 2014

Tras dejar 2370 kilos de carga en la Estación Espacial Internacional que incluyen 1244 kilos de suministros varios, 420 de agua, 50 de oxígeno y 656 de combustible, la nave de carga Progress M-22M partía el pasado 7 de abril de la EEI para completar su misión.

Como todas las Progress anteriores que han ido a la Estación iba cargada de materiales de desecho y ya no necesarios a bordo de esta para su destrucción durante una reentrada controlada en la atmósfera sobre el Pacífico, en una zona no habitada que ya se conoce como el cementerio de naves espaciales del Pacífico.

Pero antes de esto la M-22M ayudó en el experimento Radar-Progress, que tiene como objetivo la densidad, tamaño y reflectividad de la ionosfera alrededor de la nave gracias a las distorsiones que los disparos de sus motores provocan en esta, distorsiones que miden varios kilómetros y que pueden estar presentes durante más de 10 minutos.

El impacto de sus restos se produjo aproximadamente a las 15:46 del viernes 18 de abril de 2014.

Las Progress llevan en servicio desde 1978, primero dando servicio a la estación espacial Salyut 6, luego a la Salyut 7, y más tarde a la Mir, aunque desde 2001, con la retirada de esta, sólo dan servicio a la EEI, y en toda su historia sólo una no ha llegado a su destino, y eso por culpa de un fallo de su cohete lanzador, no de la Progress propiamente dicha.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear