Por @Wicho — 1 de Marzo de 2011

Steve Bowen y Al Drew fueron los que tuvieron más trabajo durante el quinto día de la misión, ya que les tocó llevar a cabo el primer paseo espacial de esta.

A Good Day for a Spacewalk - NASA
A Good Day for a Spacewalk - NASA. Alvin Dren a medio camino entre el compartimento Quest y el exterior. Fue su primer paseo espacial que lo convirtió además en la persona número 200 en realizar uno.

Durante este realizaron diversas tareas en el exterior de la Estación Espacial Internacional, en especial la instalación de un cable que conecta los módulos Unity y Tranquility en una zona a la que ya no se podrá acceder una vez que el módulo Leonardo quede instalado en su lugar definitivo.

También instalaron nuevos segmentos de las guías para la plataforma sobre la que se mueve el brazo robot de la Estación, lo que le permitirá alcanzar sitios a los que antes no llegaba, y dejaron una bomba estropeada en la plataforma externa de almacenamiento número 2 donde quedará hasta que pueda ser traída de vuelta a tierra para que pueda ser analizada y ver por qué falló.

Bowen trabajando - NASA
Flight Day 5 - NASA. Steve Bowen trabajando en el esterior de la ISS. Más imágenes en STS-133 Flight Day 5 Gallery.

Durante el traslado de esta bomba, de unos 400 kilogramos de peso, surgió una situación nada habitual cuando el brazo robot de la Estación, en cuyo extremo iba Bowen con la bomba en sus manos, se quedó repentinamente parado por lo que más tarde fue identificado como un fallo en su software de control.

Esto obligó a Michael Barratt y Scott Kelly, que lo estaban manejando desde la cúpula, a activar una segunda estación de control de este en el módulo Destiny, aunque todo el proceso les llevó una media hora, durante la que Bowen tuvo que armarse de paciencia. Menos mal que en caída libre los aproximadamente 400 kilos de la bomba no le pesaban.

Hacia el final de las 6 horas y 34 minutos del paseo los dos astronautas se encargaron de echar una mano con el experimento Message in a Bottle de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial, para lo que abrieron un contenedor metálico, firmado por varios astroanutas, para que este capturara, si ello es posible, algo del vacío del espacio. Este contenedor formará más adelante parte de una exposición que va a montar la JAXA.

Nicole Stott se encargó de coordinar las acciones de Bowen y Drew durante el paseo espacial, que contó con un espectador especial en tierra, Tim Kopra, que debería haber estado realizándolo pero al que un accidente de bici le ha impedido tomar parte en esta misión.

El resto de los tripulantes del Discovery y de la Estación siguieron con las tareas de traslado de material entre ambas naves, aunque ahora con algo menos de urgencia ya que desde el control de la misión se ha tomado la decisión de añadirle un día a esta para que puedan echar una mano a la hora de poner en orden de funcionamiento el Módulo Logístico Permanente Leonardo.

La canción escogida para empezar el día fue Oh What a Beautiful Morning por Davy Knowles y Back Door Slam, dedicada a Nicole Stott.

Fuentes: STS-133 MCC Status Report #08 y STS-133 MCC Status Report #09.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear