Por @Wicho — 15 de Septiembre de 2015

Modelo del implante

Un equipo de médicos del Hospital Universitario de Salamanca dirigido por los doctores José Aranda, Marcelo Jimenez, y Gonzalo Varela, acaba de convertirse en el primero del mundo en implantar una prótesis impresa en 3D a un paciente de 54 años que sufre un cáncer de la caja torácica.

Este cáncer exigía extirparle el esternón y parte de las costillas, y aunque normalmente se sustituyen por prótesis hechas a partir de piezas estándar estas a menudo acaban desplazándose, obligando a una nueva intervención, ya que la anatomía de cada paciente es diferente, lo que se complica por el hecho de que las costillas no dejan de moverse según el paciente respira.

Así que en este caso el equipo médico pensó que la mejor solución podía ser una prótesis impresa en 3D que se adaptara específicamente a la anatomía del paciente.

Tras realizar un TAC en el que determinaron hasta dónde había que extirpar costillas y esternón, enviaron estos datos a la compañía australiana Anatomics, que tal y como se puede leer en Cancer patient receives 3D printed ribs in world-first surgery diseñó e imprimió una prótesis personalizada.

La impresora utilizada va depositando capas de titanio en polvo que un láser va soldando, y esto permitió darle un forma al implante que con otros métodos habría sido imposible.

El implante

Tiene una pieza rígida que sustituye al esternón del paciente, pero va unida a unas varillas semiflexibles que se atornillan a los restos de las costillas, simulando el comportamiento de las costillas de verdad, que por la parte del esternón son de cartílago.

Según los doctores responsables de la operación esta salió a la perfección; de hecho a los doce días el paciente recibía el alta.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear