Por @Wicho — 20 de Marzo de 2016

Solsticios
Diagrama de las estaciones: a la izquierda la Tierra en el solsticio de verano del hemisferio norte; a la derecha, en el solsticio de verano del hemisferio sur, es decir, en invierno en el hemisferio norte; en medio, los dos equinoccios – Wikipedia

El equinoccio de marzo marca por convenio el principio de la primavera en el hemisferio norte y el principio del otoño en el hemisferio sur y, a pesar del dicho popular de que la primavera comienza el 21 de marzo, el equinoccio puede ocurrir el 19, el 20 o el 21 de marzo.

De hecho la última vez que ha caído en el 21 ha sido en 2007, lo que no volverá a ocurrir hasta 2101, y no caerá en el día 19 hasta 2044, aunque según se acerque el final del siglo será más habitual ver equinoccios que caen en este día.

Pero por ahora el equinoccio de marzo de 2016, que ha ocurrido a las 4:30 UTC del 20, ha sido el más madrugador desde 1896.

Esto es debido a los años bisiestos, incluidos en el calendario gregoriano para compensar el hecho de que si bien el calendario contempla años de 365 días el año en realidad dura 365,242 días.

Lo que hacen los años bisiestos es añadir el 29 de febrero al calendario cada cuatro años para recuperar ese cuarto de día que de otra forma perderíamos cada año, pero como la cuenta no es exacta –los bisiestos dejan la duración del año en 365,25 días– hay una norma más que rige los años bisiestos y que complica un poco más las cosas.

Esta dice que los años que acaban en 00 no son bisiestos a menos que también sean divisibles por 400, con lo que 1700, 1800 y 1900 no lo fueron, pero el año 2000 sí; 2100 tampoco lo será.

Al ser 2000 bisiesto esto hizo que el equinoccio de marzo cayera unos tres cuartos de día antes que el de 1900 –las cuentas no son exactas porque la órbita de la Tierra tampoco lo es debido al problema de los tres cuerpos– y ha hecho que el equinoccio de marzo de los años bisiestos siguientes también haya sido tempranero: las 6:49 del 20 de marzo en 2004, las 5:48 en 2008 y las 5:14 en 2012.

Esta tendencia seguirá en lo que queda de siglo: el de 2020 ocurrirá a las 3:50 UTC del 20, el de 2024 será a las 3:06 UTC, etc, aunque el récord lo establecerá el equinoccio de marzo de 2096, que ocurrirá a las 14:03 UTC del 19 de marzo.

La romperá el hecho de que 2100 no es un año bisiesto, lo que retrasará los equinoccios de marzo de los años bisiestos como un cuarto de día respecto a los del siglo XXI.

Para los que curiosidades horarias aparte para los que vivimos en el norte desde hoy los días se irán haciendo más largos que las noches hasta alcanzar el máximo el 20 de junio a las 22:35, que es cuando este año se produce el solsticio de junio, que no de verano, ojo, cuando de nuevo volverán a empezar a hacerse más cortos, justo al contrario que en el hemisferio sur.

(Vía Solarigrafía).

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear