Por @Alvy — 5 de Febrero de 2018

HgPermafrost
Mapa de la concentración de mercurio (μg Hg/m²) en el permafrost del Hemisferio Norte
Imagen: Paul F. Schuster et at. / Geophysical Research Letters / AGU

Científicos del Servicio Geológico de los Estados Unidos han calculado la cantidad de mercurio que hay enterrada en el permafrost del hemisferio norte. La sorpresa ha sido cuando la estimación ha resultado ser de unas 793.000 toneladas de mercurio congeladas y enterradas en esa zona de frío permanente – más que nada porque esa cifra supone el doble de lo que se calcula que hay en total en el resto del planeta, tanto en el agua como en tierra y en la atmósfera. ¿Qué sucedería si ese permafrost dejara de ser tan permanente y se deshelara?

No sabemos hasta qué punto puede afectar al planeta. Pero las consecuencias de que este mercurio se libere en el medio ambiente son potencialmente enormes porque es un elemento que tiene efectos directos e indirectos sobre la salud de los organismos. Además puede viajar a lo largo de la cadena alimenticia, afectando a todo tipo de especies.

Para obtener los datos han tenido que realizar perforaciones en unos 13 núcleos distintos de permafrost en Alaska, a lo largo de más de 500 km. Ese mercurio está allí atrapado desde la Edad de Hielo. En función de los análisis han extrapolado los datos al resto de regiones con la información disponible. No dejan de ser datos aproximados y estimaciones sobre posibles escenarios pero no precisamente halagüeños.

La liberación de ese mercurio no sólo afectaría localmente a esas zonas sino que a través de la atmósfera podría viajar grandes distancias y afectar a comunidades y ecosistemas a miles de kilómetros de distancia.

El estudio completo puede leerse aquí: Permafrost Stores a Globally Significant Amount of Mercury.

(Vía Phys.org.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear