Por Nacho Palou — 30 de Mayo de 2016

El vídeo grabado por el profesor Ningyu Liu capta a cámara lenta, a 7000 fotogramas por segundo, una tormenta eléctrica.

Lo que capta el vídeo es, primero, el descenso de las partículas con cargas negativas que bajan desde la nube hasta la superficie a una velocidad de 430 000 km por hora. Lo que se produce después es el relámpago, la ascensión de partículas con carga positiva que viajan a casi la velocidad de la luz desde el suelo hacia la nube, motivo por el cual en el vídeo alta velocidad el relámpago se registra como un fogonazo.

En la mayoría de los casos la duración del relámpago es inferior al medio segundo y el tamaño medio menor de 5 cm de diámetro. Cada día caen sobre la tierra unos ocho millones de rayos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear