Por @Wicho — 10 de Marzo de 2016

Lanzada el 12 de agosto de 2005, a las 21:24 UTC del 10 de marzo de 2006 la sonda Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA iniciaba la maniobra para colocarse en órbita alrededor de Marte.

Terminada a las 21:51, la MRO quedó en una órbita elíptica de aproximadamente 35 horas de periodo con una distancia mínima al planeta de unos 320 kilómetros y una distancia máxima de unos 56 000 kilómetros.

La sonda usó el rozamiento de la atmósfera marciana para ajustar su órbita durante los siguientes seis meses, convirtiéndola en una órbita casi circular de dos horas de duración a una altitud de entre 250 y 316 kilómetros, momento a partir del cual empezó a desarrollar su misión, cuya duración original estaba prevista en dos años.

Esta consistía en hacer un mapa global y en alta resolución del planeta para ayudar a escoger sitios de aterrizaje para futuras misiones, y de hecho esta parte de la misión es la que ha hecho más famosa a la MRO gracias a las espectaculares imágenes de la HiRISE, su cámara de alta resolución, que hasta tiene un blog

Ajustando la HiRISE
PIA07087: Telescopic Camera for Mars Reconnaissance Orbiter, Front End: Un técnico prepara la HiRISE en las instalaciones de Ball Aerospace antes de enviarla a ser instalada en la MRO - NASA/JPL/Ball Aerospace

Pero también lleva instrumentos a bordo para estudiar el clima y la meteorología marcianos, su atmósfera, su geología, y para ver si hay agua líquida bajo los casquetes polares y bajo el suelo.

Además, sirve de relé de comunicaciones para otras sondas y rovers.

En estos diez años de actividad la MRO ha dado 45 000 vueltas a Marte y ha transmitido más de 216 000 imágenes, que junto con los datos del resto de sus instrumentos y aquellos datos de otras sondas y rovers que ha retransmitido suman un total de 264 terabits; de hecho cada semana la MRO transmite más datos que todo el resto de misiones que tenemos en Marte juntas.

Algunos de los hitos de la misión:

  • Las imágenes de la HiRISE cubren el 2,4% de la superficie de Marte con una resolución equivalente a la de una mesa.
  • La cámara de contexto (CTX) ha cubierto el 95% de la superficie del planeta con una resolución equivalente a la de una cancha de tenis.
  • El espectrómetro Crism ha cubierto como el 98% del planeta con una resolución de entre unos 100 y 200 metros.
  • Ha pillado avalanchas en progreso.
  • Ha visto remolinos de polvo
  • Ha visto dunas en movimiento
  • Ha localizado cráteres de impacto nuevos (en la escala geológica)
  • Ha localizado salmueras en estado líquido.
  • Ha permitido ver que en el pasado remoto en Marte había distintos entornos con agua, muchos de ellos potencialmente habitables.
  • Ha fotografiado a Opportunity, Spirit, la Phoenix y
  • a Curiosity.
  • Ha ayudado a esclarecer qué fue de la Beagle

Y todos sus instrumentos y sistemas siguen en funcionamiento, así que por ahora parece que tenemos MRO para rato.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear