Por @Wicho — 27 de Julio de 2017

Remordimiento por E. Lee
EBLM J0555-57Ab y Saturno. A la izquierda de todo Júpiter; a la derecha de todo TRAPPIST-1

El tamaño es importante, al menos en lo que a la estrellas se refiere. Y en el caso de EBLM J0555-57Ab lo es porque es la más pequeña que hayamos encontrado hasta la fecha.

Con un tamaño similar al de Saturno tiene, sin embargo, unas 85 veces la masa de Júpiter, el planeta más grande y masivo del sistema solar. Pero puestos en su superficie pesaríamos unas 300 veces lo que en la Tierra. Esto permite que en su interior las condiciones de presión y temperatura sean suficientes para provocar la fusión del hidrógeno que contiene para convertirse en helio, lo que la convierte en una estrella. De hecho, con un poco menos de masa sería una enana marrón.

EBLM J0555-57Ab no es especialmente relevante –seguro que pronto descubriremos más de tamaño similar– pero es interesante porque confirma que los límites inferiores de masa para la formación de estrellas que manejan los astrónomos en sus modelos parecen ser correctos.

Claro que como diría cualquier matemático un ejemplo a favor no prueba nada, mientras que uno en contra sí.

EBLM J0555-57Ab está situada en la constelación de Pictor, a unos 600 años luz de la Tierra. Forma parte de un sistema binario que a su vez forma parte de un sistema triple y fue detectada al pasar por delante de su compañera EBLM J0555-57Aa.

La nota de prensa acerca de su descubrimiento está en A star about the size of Saturn – the smallest ever measured – has been identified by astronomers.

Y sí, le vendría bien un nombre más pegadizo.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear