Por Nacho Palou — 3 de Febrero de 2015

En LifeHacker, How Long to Nap for the Biggest Brain Benefits

Para un impulso de energía, los expertos dicen que una siesta de 10 a 20 minutos es suficiente.

Para reforzar la memoria cognitiva una siesta de 60 minutos puede ser más adecuada, aunque al despertar se puede estar más somnoliento.

Una siesta de 90 minutos probablemente supone un ciclo de sueño completo, lo que ayuda a la creatividad y a la memoria emocional.

La siesta de 10 minutos es la que se conoce como dejarse caer una miaja, la de 60 minutos es la siesta y la de 90 minutos es ya una siesta profesional, siesta de pijama y orinal.

De entre las escuelas de la siesta mi preferida es la microsiesta —como no podía ser de otro modo— también conocida, sea cierto o no, como la siesta de la cuchara o la Siesta de Dalí,

La técnica utilizada consistía en sostener un cubierto (cuchara, tenedor...), algunos también dicen que usaba unas llaves, sobre un plato. Al entrar en el estado de 'duermevela', la mano soltaba el cubierto y caía en el plato; el ruido despertaba al artista de su siesta breve, pero suficiente para sentirse renovado.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear