Por @Alvy — 10 de Marzo de 2008

Siempre me intrigó si un imán mantiene su poder de atracción (campo magnético) de forma permanente, por siempre jamás.

Recuerdo que fue una de las primeras preguntas que le hice a mi profesor de física. Un día nos llevó al museo de Ciencias Naturales donde un imán enorme sujetaba desde hacía décadas una bala de cañón en una vitrina, desafiando a la fuerza de la gravedad.

Un imán dura para siempre, me dijo.

(En esta página puede verse un imán de magnetita que soporta hasta 20 veces su peso en un museo de ciencias.)

Mirando un poco por ahí, encontré todo esto:

Según la Wikipedia, efectivamente los imanes permanentes de acero imanado conservan su poder magnético… a menos que una fuerte carga eléctrica o un impacto de considerable magnitud los deterioren.

Según la página Supermagnete.de, una tienda de imanes superpotentes, hablando de los poderosos imanes permanentes de neodimio:

¿Se debilitan los imanes con el tiempo? – Los imanes de neodimio conservan su magnetismo bajo circunstancias normales casi de manera ilimitada. En este punto se diferencian de los imanes de ferrita comunes que con el tiempo y sin necesidad de influencias externas pierden su magnetismo.

Según una respuesta en este foro de ciencias, procedente de Xpertia:

Histéresis magnética – Una sustancia previamente no imantada que se somete a magnetización, comienza a perder su poder magnético con mayor o menor rapidez, una vez retirado del campo magnético al que fuera sometido. El retraso en producirse la desmagnetización es lo que se denomina histéresis magnética. Aquellas sustancias que conservan imantación residual considerable, es decir las que presentan una histéresis acentuada [nunca dice infinita], son útiles para la construcción de imanes permanentes (…)

Coercitividad – La coercitividad es la resistencia que tiene un imán a ser desmagnetizado. Una alta coercitividad se corresponde con una gran permanencia o duración de las propiedades magnéticas [aquí tampoco se plantea una permanencia indefinida de las propiedades magnéticas].

Así que me parece que la respuesta a la cuestión de fondo va a ser, como tantas veces, que «depende» o según se considere el significado de la palabra permanente. (En mi pregunta original era un permanente del tipo «por siempre jamás, hasta el fin del universo».)

Actualización (11 de marzo de 2008): Zero nos aclara que la «histéresis magnética» no tiene nada que ver con el tiempo que le dura la imantación al imán, sino con otras cuestiones, así que esa parte no parece que sea aplicable a la pregunta original.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear