Por @Wicho — 28 de Febrero de 2021

En estas últimas horas Brasil y Rusia han lanzado los satélites de observación medioambiental Amazônia 1 y Arktika-M 1. El primero ha sido puesto en órbita por un cohete indio PSLV-DL; el segundo por un Soyuz-2-1b con una etapa superior Fregat.

Impresión artística del Amazônia 1Amazônia 1 es, según el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación brasileño, el primer satélite artificial completamente diseñado, integrado y probado en Brasil. Su misión, con una duración prevista de cuatro años, es hacer un seguimiento de la deforestación en la selva amazónica. Para ello lleva una cámara que opera en tres bandas de luz visible y en una del infrarrojo cercano con una resolución de 60 metros y un ancho de toma de imagen de 850 kilómetros. Tiene una masa de 290 kilos.

La llevará a cabo desde una órbita sincrónica al Sol de 752 kilómetros de altitud y 98,5 grados de inclinación. Este tipo de órbitas son muy utilizadas en los satélites de observación terrestre porque permiten a los satélites pasar por encima del mismo punto siempre a la misma hora solar local, lo que a su vez permite que las condiciones de iluminación sean las mismas; esto facilita enormemente la comparación de unas imágenes con otras. El tiempo de revisita de un punto determinado de la superficie para el Amazônia 1 es de cuatro días.

Es un proyecto del que se lleva hablando desde principios de los 90 y que, a trancas y barrancas, ha ido avanzando poco a poco hasta su lanzamiento. Operará en conjunto con los satélites CBERS 4 y 4A, construidos y lanzados por China aunque Brasil fue quien puso los instrumentos.

Impresión artística del Arktika–M 1Arktika-M 1, por su parte, es un satélite destinado a observar el Ártico, una región de especial importancia para Rusia dado que gran parte del país está allí. Su carga útil es un espectrómetro que le permite obtener imágenes en color de las nubes y de la superficie de la Tierra en el Ártico. También lleva equipos de radio para retransmitir información de las estaciones meteorológicas y las balizas de búsqueda y rescate en las regiones polares, que son inaccesibles para los satélites geoestacionarios convencionales. Su masa es de 2.200 kilos.

Lanzamiento del Arktika–M 1 – Roscosmos
Lanzamiento del Arktika–M 1 – Roscosmos

Para ello operará desde una órbita altamente elíptica de 1.050×39.700 kilómetros tipo órbita de Mólniya. Con un periodo de unas doce horas esto le permite estar la mayor parte del tiempo sobre el horizonte del ártico. Y de hecho con dos satélites separados 180º en sus órbitas la cobertura sería de 24/7. Pero aún así los planes de Rusia son lanzar hasta cuatro Arktika–M.

Los planes son además que constelación Arktika será complementada además con tres satélites de la clase Arktika-MS1 y otros tres de la clase MS–2 para mejorar las comunicaciones en la zona y un par de satélites Arktika–R con radares de observación terrestre.

(Algunos datos vía Spaceflight Now y RussianSpaceWeb).

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


The Fabric of Reality

EUR 9,49

Comprar


La música de los números primos

EUR 27,55 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección