Por @Wicho — 22 de Marzo de 2019

Impresión artística de PRISMA en órbita
Impresión artística de PRISMA en órbita – Arianespace

Un cohete Vega –el número 14– de Arianespace que despegaba a las 2:50 del 22 de marzo de 2019, hora peninsular española, ponía en órbita el satélite PRISMA de la Agencia Espacial Italiana (ASI).

Se trata de un pequeño satélite de 1,75×1,54×3,4 metros y un peso al lanzamiento de 879 kilos que tiene como objetivo demostrar tanto la viabilidad de la plataforma –la base sobre la que está construida el satélite– como del instrumento que lleva a bordo.

PRISMA* viene de PRecursore IperSpettrale della Missione Applicativa, algo así como misión precursora de los instrumentos hiperespectrales. Su objetivo es obtener imágenes de la Tierra mediante un instrumento que combina un sensor hiperespectral con una resolución de 30 metros y una sensor pancromático con una resolución de 5 metros.

La idea es que estas imágenes, que cubren un ancho de 30 kilómetros, sean utilizadas para monitorizar el medio ambiente y ayudar a la gestión de recursos, clasificación de cosechas, y control de la polución. Para ello la cámara pancromática permite ver la geometría de las cosas mientras que el sensor pancromático permite detectar la composición de aquello que está viendo el satélite.

Cubrirá hasta 200.000 kilómetros cuadrados cada día desde su órbita sincrónica al Sol de 675 kilómetros. La duración prevista de la misión es de cinco años y la ASI espera obtener de ella datos que sean útiles a la comunidad científica. Pero si PRISMA –el instrumento, que comparte nombre con el satélite– funciona como se espera también servirá para validad ese tipo de instrumentos combinados para futuras misiones.

La misión está en Twitter como @SatellitePrisma.

*Ojo, no confundir con Prisma.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear