Por Nacho Palou — 2 de Noviembre de 2017

Aunque ya habíamos visto fotografías de las lanzaderas soviéticas cogiendo polvo en un hangar, en esta ocasión la gente de Exploring the Unbeaten Path se coló el pasado verano, cámara de vídeo en mano, en el cosmódromo de Baikonur.

Allí yace la lanzadera espacial Buran 0.10, uno de los diversos modelos construidos. Al espacio sólo llegó uno de ellos, el Buran 1.01. Aquella unidad, la única “de verdad”, se destruyó en mayo de 2002 cuando el edificio donde se guardaba se hundió bajo el peso de la nieve acumulada en el tejado.

Los exploradores clandestinos neerlandeses se cuelan hasta el interior del modelo construido para pruebas aerodinámicas. Lamentablemente, además de que la calidad del vídeo no es especialmente buena en muchos momentos —probablemente debido a la poca luz— al parecer los videógrafos perdieron un tercio del material grabado, según dicen. La visita incluye también un recorrido aéreo por el interior del hangar, grabado con un dron.

El programa Buran se inició en 1974 y finalizó oficialmente en 1993 sin completar ninguna misión, sin llegar a “despegar” formalmente. A pesar de su parecido con la lanzadera espacial de la NASA la Buran tenía su origen en un diseño soviético de los años de 1950, el “avión espacial” soviético BOR-1 que se probó por vez primera en 1969, antes de que comenzase a desarrollarse el Programa del transbordador espacial.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear