Por @Wicho — 20 de Febrero de 2018

Hace unos días Joe Acaba tuiteaba que él y Mark Vande Hei acababan de preparar a Robonaut para su vuelta a tierra para ser reparado y puesto a punto. En Robonaut Has Been Broken for Years, and Now NASA Is Bringing It Home está la explicación.

Básicamente el problema es que cuando Robonaut fue enviado a la Estación Espacial Internacional en 2011 era sólo un torso con brazos y cabeza diseñado para manipular los mismos controles que un ser humano. La idea era que pudiera liberar de tareas a los tripulantes de la EEI, primero por control remoto desde tierra y en un futuro de forma autónoma o semi autónoma.

Robonaut a lo suyo

Pero con el tiempo la NASA decidió añadirle unas piernas –más bien un segundo par de brazos al estilo de los cuadrúmanos de En caída libre– que le dieran más movilidad. Y esas piernas no eran precisamente plug-and-play.

Operando a Robonaut

De hecho la operación, que los técnicos tardaron 14 horas en hacer en la Tierra, le llevo a los astronautas de la EEI unas 40 aún cuando se suponía que les iba a llevar 20. Empezaron el 16 de julio de 2014 y terminaron el 28 de agosto y en cuanto estuvo terminada Robonaut nunca volvió a funcionar correctamente. Además fallaba de forma aleatoria, lo que complicaba enormemente el diagnóstico, con el problema añadido de que en la EEI no había todo el instrumental necesario para diagnosticarlo y que la telemetría fue una de las primeras cosas en fallar. También ayudada que el Robonaut que está en la Estación es un modelo R2-B, mientras que los robots que hay en tierra son modelos R2-C.

Años de pruebas y nuevas intervenciones para intentar arreglarlo permitieron finalmente descubrir que faltaba una toma de tierra en el chasis en el que están montados los ordenadores de Robonaut, con lo que en todo el tiempo que ha estado encendido desde que le añadieron las patas la electricidad ha pasado por donde no debía, estropeando o degradando distintos componentes en el proceso.

Así que ahora volverá a tierra en una Dragon para ser reparado o quizás sustituido por uno de los R2-C y luego ser devuelto a la EEI en otra cápsula de carga, aunque habrá que ver cuando porque Robonaut ocupa lo suyo, y más si lo envían con las piernas ya montadas. Aunque de tener que enviarlo por partes la operación de ensamblado, según los responsables del programa, será mucho más sencilla que en la primera ocasión.

No está muy activa, que digamos, pero Robonaut tiene cuenta en Twitter, @AstroRobonaut.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear