Por Nacho Palou — 20 de Febrero de 2018

El Aspark Owl es un superdeportivo eléctrico japonés que, con una potencia de 430 CV y 950 kilos de peso, pasa de estar parado a circular a 100 km/h en algo menos de dos segundos; en 1,921 segundos, en concreto (aunque la cifra “formal” son dos segundos.)

No parece el coche más cómodo del mundo (al fin y al cabo es un superdeportivo de aspecto bastante radical) y no se produce en serie: según Jalopnik habrá una producción limitada a 50 coches a 4,4 millones de dólares la unidad.

Según Aspark es Owl hace uso de ultracondensadores y no de baterías convencionales para proporcionar corriente a dos motores eléctricos, y está enteramente construido con fibra de carbono.

Sin duda el el Aspark Owl es un coche que corre que se las pela, aunque el vídeo (a partir del minuto 1:05) tampoco se recrea mucho en este aspecto. Está por ver si la diferencia de precio, versatilidad y prestaciones pueden justificar su existencia en comparación con otros deportivos eléctricos.

El récord de aceleración de momento lo mantiene el coche eléctrico de competición desarrolado por estudiantes de AMZ Racing: de 0 a 100 km/h en 1,513 segundos.

Vía Gizmodo.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


Python for Data Analysis

EUR 27,94

Comprar


Caos

EUR 12,34

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección