Por @Alvy — 28 de Junio de 2016

(La grabación incluye cuenta atrás así que si te quieres saltar los prolegómenos ya sabes. Lo mejor es verlo con el sonido bien alto: la explosión del encendido es de órdago.)

Se trata del propulsor de combustible sólido de la NASA que se usará en el SLS, un megacohete que se piensa utilizar para llegar hasta Marte, algún asteroide u otros destinos lejanos. Durante la prueba ha estado funcionando dos minutos completos, en un remoto lugar de Utah (Estados Unidos). El cohete completo se calcula que tendrá unos 120 metros de largo y podría lanzar unas 140 toneladas al espacio.

Las imágenes son bastante impactantes y se diría que tras un zurriagazo de ese pedazo pepino que estaba firmemente anclado al suelo nuestro pequeño planeta debería recibir al menos un poquito de impulso extra en su órbita, pero lo cierto es que no.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear