Por @Wicho — 11 de Mayo de 2018

¡Vamos!

Con un día de retraso sobre la previsión inicial el primer Falcon 9 bloque 5 de SpaceX ha llevado a cabo con éxito su misión, poniendo en órbita el satélite de telecomunicaciones bangladesí Bangabandhu-1. La primera etapa del cohete, además, ha aterrizado sin problemas en el Of Course I Still Love You.

Este ha sido el Falcon 9 número 54 lanzado desde que entró en servicio en 2010 y la recuperación con éxito de la primera etapa número 25 de un total de 31 intentos. Es también el lanzamiento número 14 de los Estados Unidos en lo que va de año, que empata con China, que también lleva 14.

Despacito y con buena letra

Pero, sobre todo, es el primer lanzamiento de un cohete que tiene como uno de sus objetivos ser certificado para vuelos tripulados, con lo que los Estados Unidos acaba de dar un importante paso adelante en su camino para volver a disponer de medios propios para poner astronautas en órbita; ahora mismo depende total y absolutamente de las Soyuz rusas.

SpaceX necesita hacer siete lanzamientos sin problemas del Falcon 9 bloque 5 –y sin cambios importantes– antes de que la NASA lo certifique para vuelos tripulados. Un nivel de exigencia que la agencia no se pide ni a sí misma, pues está previsto que el Space Launch System lleve a cabo su primera misión tripulada después de un sólo vuelo de prueba. Y tal y como están las cosas en estos momentos no es precisamente la NASA la que más sabe de lanzar cohetes.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear