Por @Wicho — 11 de Mayo de 2018

La puntita

El primer lanzamiento de un Falcon 9 bloque 5 fue pospuesto 24 horas porque apenas a falta de unos segundos para el despegue los ordenadores de a bordo detuvieron la cuenta atrás y ya no hubo tiempo para volver a intentarlo antes de que cerrara la ventana de lanzamiento.

Y es que si siempre que hablamos de un lanzamiento espacial conviene pasarse de precavidos en el caso del Falcon 9 bloque 5 esto es aún más relevante ya que eventualmente SpaceX pretende usarlo para vuelos tripulados, con lo que cualquier fallo retrasaría el primer lanzamiento de una Dragon tripulada. Y ya van justos. De hecho certificarlo para misiones tripuladas ha sido el objetivo de diseño principal de las modificaciones del bloque 5.

Así que el lanzamiento del primer Falcon 9 bloque 5, que se podrá seguir en directo desde unos minutos antes, está ahora previsto para las 22:14, hora peninsular española, del 11 de mayo de 2018. La ventana de lanzamiento se cierra a las 00:21 del día 12.

Pero ayer, antes del intento de lanzamiento, Elon Musk –el bibgoss de la empresa– dio unos cuantos datos más acerca de este nuevo cohete que van aquí más o menos resumidos:

  • Salvo pequeños cambios que pueda haber que hacer el Falcon 8 Bloque 5 va a ser la versión definitiva de este cohete.
  • Las aletas de guiado de titanio serán estándar en todos los cohetes de SpaceX. Son mas caras que las de aluminio pero aguantan más y no requieren mantenimiento entre vuelos.

    La puntita

  • Las patas y la zona interetapa son ahora negras porque están hechas un material ignífugo e hidrófugo que no necesita ser pintado. Además, dice Musk, el cohete le parece más bonito así.

    La puntita

  • Los nueve motores Merlin de la primera etapa del bloque 5 van cada uno en su propia bahía protectora, con lo que uno podría fallar de forma más o menos catastrófica sin que los otros ocho se vieran afectados.
  • La potencia de los Merlin ha sido aumentada en un 8 por ciento, hasta las 190.000 libras de empuje. Y Musk cree que aún hay margen para sacarles más.
  • En 2019 quieren reutilizar una primera etapa en un plazo de 24 horas. Ayuda a este objetivo el que las patas del bloque 5 se pueden plegar sin necesidad de desmontarlas antes.
  • De hecho Musk dijo que la primera etapa de los bloque 5 está diseñada para ser utilizada hasta 10 veces seguidas sin necesidad de mantenimiento más allá de cargarla de propelentes. Que son unos 300.000 dólares por lanzamiento, por cierto. Después de cada diez vuelos sí es necesaria una pequeña revisión.
  • La vida útil de una primera etapa bloque 5 se estima en 300 vuelos.
  • Así, calcula que tendrán entre 30 y 50 Falcon 9 bloque 5 en rotación dependiendo de la cadencia de lanzamientos contratada. También dependerá de cuantos clientes exijan un cohete nuevo, aunque creo que cada vez serán meno
  • Hablando de lo cual Musk dijo que esperan lanzar más del doble de veces que en 2017, lo que de cumplirse hará que SpaceX lance más cohetes que ningún país en 2018. Y eso que China va a por algo más de 40 lanzamientos. El lanzamiento del satélite de comunicaciones Bangabandhu-1 es, en concreto, el noveno lanzamiento de SpaceX en 2018. Si la primera etapa aterriza en el Of Course I Still Ove You será la vez número 25 en la que esto suceda, la decimocuarta en una plataforma de aterrizaje flotante.
  • Están estudiando todavía la posibilidad de recuperar la segunda etapa de los Falcon 9, y para ello reciben telemetría de éstas durante su reentrada. Pero por ahora no ha dado fechas.
  • La cofia 2.0, que también vuela en este cohete, es el modelo que ya ha volado en los lanzamientos más recientes de Falcon 9 bloque 4, aunque en esta ocasión no habrá intento de recuperarla porque todavía no hay un equivalente a Mr. Steven en la costa este.
  • Un Falcon 9 bloque 5 nuevo cuesta unos 60 millones de dólares: 60% la primera etapa, 20% la segunda.10% la cofia, y un 10% otros costes asociados al lanzamiento. Un F9 usado baja a los 50 millones de dólares, aunque Musk dijo que no lo van a bajar mucho más porque de algún sitio tiene que salir el dinero para el desarrollo del Falcon Heavy y del BFR. Aún así es un orden de magnitud más barato que algunos de sus competidores.

Como dato extra Musk confirmó que el complejo de lanzamiento que SpaceX está construyendo en Texas estará dedicado al Big F*** Rocket.

{Las fotos son de Tom Cross}

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear