Por Nacho Palou — 8 de Mayo de 2017

X37b

El orbitador no tripulado (a lo dron espacial) X-37B aterrizó ayer domingo después de 718 días en órbita. Despegó en Mayo de 2015 y tomó tierra en el Kennedy Space Center de Florida por primera vez (en anteriores episodios había tomado tierra en la base de Vandenberg), volviendo a dar utilidad a la pista de aterrizaje en desuso para estos fines desde la cancelación del Shuttle en 2012.

Según la fuerza aérea el X-37B, que recuerda en su forma y estética a las míticas lanzaderas pero de menor tamaño —tiene unos 9 metros de longitud—, es un programa experimental para probar tecnologías asociadas al desarrollo de una aeronave no tripulada y reutilizable de uso militar. Está previsto que el X-37B vuelva a despegar a finales de este mismo año.

Vía Phys.org.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones