Por Nacho Palou — 8 de Mayo de 2017

X37b

El orbitador no tripulado (a lo dron espacial) X-37B aterrizó ayer domingo después de 718 días en órbita. Despegó en Mayo de 2015 y tomó tierra en el Kennedy Space Center de Florida por primera vez (en anteriores episodios había tomado tierra en la base de Vandenberg), volviendo a dar utilidad a la pista de aterrizaje en desuso para estos fines desde la cancelación del Shuttle en 2012.

Según la fuerza aérea el X-37B, que recuerda en su forma y estética a las míticas lanzaderas pero de menor tamaño —tiene unos 9 metros de longitud—, es un programa experimental para probar tecnologías asociadas al desarrollo de una aeronave no tripulada y reutilizable de uso militar. Está previsto que el X-37B vuelva a despegar a finales de este mismo año.

Vía Phys.org.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear