Por @Wicho — 9 de Marzo de 2017

Prueba del despliegue del panel solar de la MPO

Esta foto recoge la primera vez que se despliega el panel solar de 7,5 metros del Mercury Planetary Orbiter de la ESA una vez fijado al orbitador. En abril se volverá a repetir la prueba una vez que el MPO haya sido sometido a las vibraciones que simulan las que tendrá que soportar durante su lanzamiento.

El Mercury Planetary Orbiter (MPO) es una de los dos orbitadores que conforman la misión conjunta BepiColombo de la Agencia Espacial Europea y de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial; el otro es el Mercury Magnotospheric Orbiter (MMO).

Es la primera misión de la ESA a Mercurio.

Impresión (muy) artística de la misión BepiColombo
Impresión (muy) artística de la misión BepiColombo en órbita alrededor de Mercurio – ESA

Las previsiones actuales estiman el lanzamiento de la misión en octubre de 2018 para llegar a Mercurio en 2025, un considerable retraso respecto a las previsiones originales que hablaban de lanzar la misión en agosto o septiembre de 2013.

El MPO orbitará Mercurio cada 2,3 horas en una órbita de 400×1.500 kilómetros; el MMO hará lo propio cada 9,3 horas a 400×11.800 kilómetros.

El primero, con 11 instrumentos a bordo, tendrá como objetivo principal el estudio de la composición de la superficie y del interior Mercurio; el segundo, con cinco instrumentos a bordo, tendrá como objetivo principal el estudio de la magnetosfera del planeta.

En general, se espera que la misión pueda dar respuestas, pistas y datos sobre:

  • El origen y evolución de un planeta tan cercano a su estrella.
  • Detalles sobre el planeta en sí: Forma, interior, estructura, geología, composición y cráteres.
  • La composición y dinámica de lo que queda de su atmósfera.
  • La estructura y dinámica de su magnetosfera, así como el origen de su campo magnético.

Los planes originales incluían un aterrizador, pero éste fue cancelado en 2003 por falta de presupuesto.

Además de los dos orbitadores la misión consta de un módulo de transferencia y de un parasol. El módulo de transferencia es el que alberga los motores y se encargará de llevar a los dos orbitadores a su destino; el parasol es para proteger al MMO de la radiación solar durante el viaje. Tanto el módulo de transferencia como el parasol serán desechados al llegar a Mercurio.

Los cinco componentes de la misión BepiColombo
Los cinco componentes de la misión BepiColombo. De derecha a izquierda: El módulo de transferencia, donde van alojados los motores, el MPO, el escudo solar y el MMO – ESA

El nombre de la misión hace homenaje a Giuseppe (Bepi) Colombo, un científico, matemático e ingeniero de la Universidad de Padua que fue quien diseñó la maniobra asistida por la gravedad que tan frecuentemente usan las sondas espaciales en la actualidad.

La misión está en Twitter como @BepiColombo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear