Por @Wicho — 26 de Abril de 2016

El satélite Lomonosov
El Mikhailo Lomonosov a punto de ser acoplado a la tercera etapa de su lanzador

La carga útil antes de ser cerrada la cofia protectora
La carga útil del lanzamiento antes de envolverla en la cofia protectora

Integración de la carga útil con la tercera etapa
Integración de la carga útil con la tercera etapa Volga

El Soyuz–2 ya ensamblado
El Soyuz–2 ya ensamblado y listo para ir a la plataforma de lanzamiento

Levantamiento del cohete
Levantamiento del cohete

En la plataforma
En la plataforma

La torre de servicio móvil a punto de cubrir el cohete
La torre de servicio móvil a punto de cubrir el cohete

Tras años de obras y la prueba «en seco» llevada a cabo el pasado mes de marzo Rusia está ya en condiciones de hacer el primer lanzamiento desde el cosmódromo Vostochni, situado en la región de Armur, cerca de la frontera con China, de ahí su nombre: vostochni significa este en ruso.

La idea es dejar de depender del cosmódromo de Baikonur, por cuyo uso Rusia paga unos 115 millones de dólares al año, amén de que está situado en otro país que en un momento dado podría decidir dejar de alquilárselo.

El primer lanzamiento, previsto para las 2:01:21 UTC del 27 de abril de 2016, será desde la plataforma de lanzamiento para cohetes Soyuz, la única operativa por el momento. Correrá a cargo de un cohete Soyuz 2-1a con una tercera etapa Volga será el encargado de poner en órbita los satélites Mikhailo Lomonosov y Aist-2D, así como el CubeSat de tres unidades SamSat-218.

El Lomonosov, que es la carga principal de la misión, tiene como objetivo estudiar los brotes de rayos gamma. El Aist-2D, por su parte, es un satélite de observación terrestre mediante radar; el SamSat-218 demostrará técnicas de control de actitud mediante el uso de fuerzas aerodinámicas.

[Todas las fotos: Roskosmos]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear