Por @Wicho — 20 de Febrero de 2017

Lanzamiento de la Dragon CRS-10
Lanzamiento de la Dragon CRS-10 desde la plataforma 39A del Centro Espacial Kennedy

Un cohete Falcon 9 FT de SpaceX despegaba a las 15:38 del 19 de febrero de 2017 con la cápsula de carga Dragon CRS-10 rumbo a la Estación Espacial Internacional.

Lleva a bordo un total de 2490 kilos de carga –1530 en el compartimento presurizado, 960 en el no presurizado– que incluyen suministros para los tripulantes de la Estación, aunque en este caso más de la mitad de la carga del material que va en el compartimento presurizado es material para experimentos. En el compartimento no presurizado –el maletero de la Dragon, por así decirlo– van el experimento SAGE III de observación de la Tierra y el quinto conjunto de muestras del Space Test Program, que sirve para probar distintas tecnologías y materiales en el espacio.

El lanzamiento estaba inicialmente previsto para el sábado 18, pero hubo que cancelarlo apenas 13 segundos antes del lanzamiento ante las dudas acerca del funcionamiento de un componente que sirve para orientar el motor de la segunda etapa; una vez comprobado que en realidad funcionaba correctamente el lanzamiento se pospuso para el domingo.

Este es el primer lanzamiento de SpaceX desde la histórica plataforma 39A del Centro Espacial Kennedy, una plataforma utilizada en su momento por el programa Apolo y por el transbordador espacial; de hecho la última misión de uno de ellos despegó de esta misma plataforma.

Está previsto que la Dragon 10 llegue a la Estación el 21 de febrero y que permanezca atracada allí hasta el 23 de marzo, cuando empezará el camino de regreso a casa para terminar su misión con un amerizaje frente a la costa de California –hoy por hoy las Dragon son las únicas cápsulas con capacidad para traer carga de vuelta a tierra–.

SpaceX no sólo puso en órbita con éxito la Dragon 10 sino que consiguió recuperar la primera etapa del lanzador, en este caso haciéndolo aterrizar en la Zona de Aterrizaje 1, situada unos 15 kilómetros al sur de la plataforma de lanzamiento.

Dado que la Dragon tiene como destino la Estación Espacial Internacional el cohete lanzador tiene el combustible de reserva suficiente como para volver a tierra, lo que es sólo marginalmente más sencillo que cuando aterriza en una plataforma flotante.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear