Por Nacho Palou — 24 de Enero de 2018

S86 25196
Christa McAuliffe en 1986.

El 28 de enero de 1986 el desastre del Challenger, el transbordador espacial que explotó segundos después de despegar, costó la vida a sus siete tripulantes. Uno de ellos era Christa McAuliffe, el primer civil y la primera maestra seleccionada para volar al espacio. Christa McAuliffe enseñaba historia, lengua, derecho y economía. Nunca llegó al espacio.

Ahora, 32 años después, dos profesores llevarán a la estación espacial los experimentos con fluidos de McAuliffe. Demostraciones científicas con las cuales McAuliffe quería mostrar a los escolares las leyes del movimiento de Newton en acción.

Los astronautas Joe Acaba y Ricky Arnold impartirán algunas de las lecciones de McAuliffe durante los próximos meses. “No se me ocurre una mejora ocasión que esta para inspirar a la próxima generación de exploradores y docentes", dice el astronauta y profesor Joe Acaba.

La tripulación antes de embarcar
La tripulación del Challenger.

Los cuatro experimentos relacionado con la efervescencia, la cromatografía, los líquidos en microgravedad y las leyes de Newton se grabarán y se compartirán esta primavera a través de internet, desde el Challenger Center y el McAuliffe Center, organizaciones sin ánimo de lucro en apoyo a la educación en ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM).

Fotografías: NASA.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear