Por @Wicho — 17 de Septiembre de 2017

Un amerizaje a las 16:15 del 17 de septiembre de 2017, hora peninsular española, a 340 kilómetros al oeste de San Diego, en la costa de California, puso fin a la misión de la cápsula de carga Dragon SpX-12, que llevaba en la Estación Espacial Internacional desde el 16 de agosto.

Tartas de Dinara Kasko
Paolo Nespoli y Randy Bresnki liberando la Dragon 12

La cápsula llevó 2.910 kilos de carga a la Estación, de los que un 75 por ciento se correspondían a experimentos y equipos para llevar a cabo investigaciones; se ha traído de vuelta unos 1.700 kilos de carga que incluyen los resultados de varios experimentos en biología y tecnología.

Eso sí, al barco de recuperación de SpaceX aún le queda darse prisa para volver a puerto, ya que el contrato con la NASA exige que las muestras que vienen marcadas como críticas sean entregadas en menos de 48 horas después del amerizaje a sus destinatarios. El resto del material que viene a bordo será procesado una vez que la Dragon 12 esté de vuelta en las instalaciones de SpaceX en McGregor, Texas, a donde es transportada en tren.

Es la tercera Dragon que va a la EEI en 2017, y si todo va según lo previsto en diciembre podría ser enviada la cuarta.

Las Dragon son las únicas cápsulas de carga en servicio en la actualidad que permiten traer material de vuelta a la Tierra, pues todas las demás están diseñadas para destruirse al final de sus misiones durante la reentrada. Pero eso les permite hacer otra misión no menos importante, la de actuar de camiones de la basura, ya que se llevan con ellas material de desecho de la Estación.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear