Por @Wicho — 19 de Diciembre de 2017

Partida de la Cygnus OA-8

Una reentrada controlada sobre el océano Pacífico al este de Nueva Zelanda a las 13:54 del 18 de diciembre de 2017, hora peninsular española, ponía fin a la misión de la cápsula de carga Cygnus OA-8 «S. S. Gene Cernan». Llevaba a bordo unos 2.900 kilos de material de desecho y ya no necesario a bordo de la Estación Espacial Internacional, material que también fue destruido durante la reentrada.

Dejaba atrás 3.350 kilos de suministros y material para experimentos a bordo de la Estación, así como 14 nuevos CubeSat en órbita lanzados desde su dispensador externo.

En concreto fueron 8 Lemur-2 de medición atmosférica y de seguimiento del tráfico marítimo; dos OCSD que probarán un nuevo sistema de comunicaciones por láser y un nuevo sistema de propulsión; el PropCube 2 que hará pruebas de comunicación por radio; el Asgardia 1, que es la primera nación que «existe» fuera de la Tierra; el ISARA, que hará pruebas de una antena para comunicaciones en banda Ka, y el CHEFsat, que probará productos de comunicaciones de consumo para ver cómo funcionan en el espacio.

Durante sus 22 días en la EEI también actuó por primera vez como laboratorio, ya que la tripulación de la Estación la usó para llevar a cabo varios experimentos en su interior.

TangoLab dentro de la Cygnus OA-8

Las Cygnus, junto con las Dragon y las Progress, son fundamentales para mantener en servicio la Estación Espacial Internacional, ya que se encargan de llevar a ella periódicamente suministros para sus tripulantes –incluido el aire que respiran–, combustible para los motores de ésta, material para experimentos, y piezas para el mantenimiento de la Estación.

Tanto las Cygnus como las Progress hacen además de camión de la basura al final de sus misiones; sólo la Dragon está diseñada para amerizar de una pieza al final de su misión y así traer de vuelta muestras de experimentos para su análisis y piezas y componentes de la Estación y los trajes espaciales que se usan en ella para ser reparados o para que se pueda ver por qué han fallado.

Orbital ATK tiene previsto el lanzamiento de la Cygnus OA-9 para el 1 de mayo de 2018 y el de la OA-10 para el 8 de noviembre, aunque las fechas pueden variar. La carga está aún por determinar y dependerá de lo que necesiten la NASA y sus socios de la EEI en ese momento.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear