Por @Wicho — 19 de Abril de 2016

Sabía de la existencia de instalaciones como la Neutral Buoyancy Facility del Centro Europeo de Astronautas o el Neutral Buoyancy Laboratory en el Centro Espacial Lyndon B. Johnson y sus equivalentes rusos y de otras nacionalidades que son como grandes piscinas en las que los astronautas se entrenan para simular lo efectos de estar en caída libre durante sus paseos espaciales.

Pero no sabía que existen unas instalaciones que tienen los suelos más planos de la Tierra que se utilizan para probar naves espaciales, o al menos subsistemas de estas.

Una de ellas es la Flat Floor Facility, o Instalación de Suelo Plano, situada en el Centro Marshall de vuelos espaciales. Es un suelo de resina epoxídica que cubre el interior de una nave de 27 metros de largo en el que se pueden mover objetos sobre una cama de aire como si no pesaran, con lo que se mueven de una forma parecida a la que la harían en el espacio, sin parar hasta que topan con algo. Es, para entendernos, como una mesa de hockey de aire, pero tamaño muchasmuchasXL.

Hockey de aire
Andrew Flanagan vía Wikipedia

La idea es que lo que coloque sobre ella se puede mover libremente en dos dimensiones, con lo que puedes probar mecanismos de control de posición, los mecanismos de movimiento de un brazo articulado, sistemas de atraque, etc.

Pruebas de un mecanismo de atraque en la FFF
Pruebas de un mecanismo de atraque simulado en la Flat Floor Facility - NASA

Pruebas del Brazo Robot Europeo
Pruebas del Brazo Robótico Europeo en Dutch Space, una de las empresas EADS Astrium – Dutch Space

La diferencia fundamental entre una mesa de hockey de aire y este tipo de instalaciones es que en lugar de ser la mesa –en este caso el suelo– el que echa el aire a presión son unos soportes que se colocan debajo del objeto a probar los que generan la película de aire que los hace flotar.

(Vía BBC future).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear