Por @Wicho — 24 de Enero de 2018

Tras varios intentos fallidos y un parón debido al cierre temporal de la administración de los Estados Unidos al no haber conseguido cerrar el presupuesto para este año por fin SpaceX ha podido hacer la prueba estática del Falcon Heavy y encender sus 27 motores. Si prestas atención se aprecia como se encienden por fases.

SpaceX siempre hace una prueba estática de sus cohetes en la plataforma antes de lanzarlos, así que el que el Falcon Heavy haya pasado la prueba –y sobre todo que lo haya hecho sin que se haya roto nada– es un paso muy importante de cara a su primer lanzamiento. No hay fecha oficial anunciada pero Elon Musk ha dicho que lanzarán en una semana o así.

Como nadie está al cien por cien seguro de que todo vaya a ir bien en este primer lanzamiento la carga será el Tela Roadster de Elon Musk, que con un poco de suerte terminara insertado en una órbita de transferencia marciana. Aunque Musk ha dicho varias veces que se dará por satisfecho con que no resulte dañada la plataforma de lanzamiento, fundamental para su contrato de lanzamiento de astronautas de la NASA rumbo a la Estación Espacial Internacional.

Teslas roadster musk marte 2

Una vez que entre en servicio el Falcon Heavy será el cohete más potente del mundo, con la capacidad de poner 66.800 kilos en órbita baja terrestre (LEO) y 26.700 en órbita de transferencia geoestacionaria.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear