Por @Wicho — 17 de Octubre de 2016

La TGO sobrevuela MarteCon el objetivo de dejar al aterrizador Schiaparelli rumbo a Marte, a donde llegará el miércoles 19 de octubre de 2016, la sonda Trace Gas Orbiter de la Agencia Espacial Europea iba en rumbo de colisión con el planeta. El motivo de esto es que Schiaparelli no tiene motores para maniobrar en el espacio, por lo que había que dejarlo en la trayectoria adecuada para que la inercia lo llevara a su destino.

Así que tras separarse de él a las 16:42, hora peninsular de España, del 16 de octubre la TGO tenía que maniobrar para no estamparse contra Marte, pues en su caso no está diseñada para aterrizar. Esto lo hizo con un encendido de su motor de aproximadamente un minuto y 46 segundos que produjo a las 4:42 del 17 de octubre y que modificó su trayectoria lo suficiente como para pasar a varios cientos de kilómetros sobre el planeta.

Eso sí, la TGO dio un susto al control de la misión ya que tras la separación de Schiaparelli estuvo unos minutos sin enviar datos, aunque al menos se seguía recibiendo la señal de su radio, lo que siempre es garantía de que se pueden intentar cosas; mientras hay comunicación hay esperanza… E incluso la hay cuando no la hay, aunque las cosas se complican.

En cualquier caso a la TGO le queda otro paso muy importante de cara a su llegada a Marte, la maniobra de inserción orbital que hará que la gravedad del planeta la capture sin pasarse de largo. Esta maniobra está prevista para las 15:09 y está previsto que la termine a las 17:23, con lo que a eso de las 18:30 UTC deberíamos recibir confirmación de que todo ha ido bien.

Una vez completada su inserción orbital la TGO quedará en una órbita altamente elíptica de 298 por 95856 kilómetros que tardará cuatro días en recorrer. A partir de ahí la sonda usará sus paneles solares y la resistencia de la atmósfera de Marte para ir ajustando poco a poco su órbita hasta alcanzar una órbita circular de 400 kilómetros.

Este procedimiento lleva mucho tiempo, por lo que la TGO no comenzará su misión hasta diciembre de 2017; a cambio permite ahorrar mucho combustible y es al mismo tiempo una forma de estudiar la atmósfera de Marte a distintas altitudes.

Pero tampoco hay prisa porque la TGO servirá de con un encendido de su motor de aproximadamente un minuto y 46 segundos para el rover ExoMars, que será lanzado en 2020. Mientras estudiará la distribución, variación temporal y localización de algunos gases presentes en cantidad muy reducida en la atmósfera de Marte.

La TGO está en Twitter como @ESA_TGO; Schiaparelli es @ESA_EDM.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear