Por @Wicho — 23 de Abril de 2016

El edificio de servicio a punto de engullir al Soyuz
El edificio de servicio a punto de «engullir» al Soyuz

[Actualización 19:45: este intento de lanzamiento también ha tenido que ser aplazado 24 horas por vientos demasiado fuertes en altura, que pueden desestabilizar el cohete y hacer fracasar el lanzamiento]

Vientos demasiado fuertes en altura obligaron a cancelar el primer intento de lanzamiento del satélite Sentinel-1B de la Agencia Espacial Europea; de hecho tan siquiera se realizó el llenado de combustible de su cohete lanzador.

Pero la meteorología parece mucho más favorable para intentarlo de nuevo el 23 de abril de 2016, de nuevo a las 21:02:13 UTC, y es que al ser un lanzamiento a un punto de entrega determinado en órbita terrestre no hay que cambiar la hora de lanzamiento, tal y como pasaría con un lanzamiento a la Estación Espacial Internacional o a otro planeta, ya que se mueven y hay que «perseguirlos». Se podrá seguir en directo a partir de las 20:10 UTC, aunque si el streaming no te va bien @ESAoperations también irá informando de todo el proceso.

La sala de control en Kourou con Ramón Torres en primer plano
La sala de control en Kourou con Ramón Torres en primer plano

La única salvedad es que un lanzamiento en el día 22 habría sido ideal, ya que habría dejado al Sentinel–1B a 180 grados de separación de 1A, que es el objetivo final, ya que así se reduce el tiempo de revisita de cualquier punto que cubren con sus órbitas a la mitad; con este retraso en el lanzamiento el 1B tardará nos días más en alcanzar su órbita definitiva, pero no es nada que vaya a influir en la misión.

Así, dadas las características de la órbita del 1A y de la órbita en la que se quiere colocar el 1B cada 12 días hay un día óptimo para el lanzamiento y otro completamente prohibido, ya que dejaría al 1B en el mismo lado de la órbita que el 1A, con lo que habría riesgo de colisión.

Una cosa que puede llamar la atención de este lanzamiento es que, a diferencia de los lanzamientos de cohetes Soyuz desde Baikonur, no hay imágenes del cohete listo para el lanzamiento en la plataforma, pero es que en Kourou el complejo de lanzamiento Soyuz dispone de un edificio de servicio móvil que se coloca alrededor del cohete y desde el que se acopla el upper composite, que en este caso incluye una tercera etapa Fregat y la carga útil convenientemente protegidas por la cofia.

El Soyuz pasando por el interior del edificio auxiliar
El Soyuz pasa por el interior del edificio auxiliar antes de llegar a la plataforma de lanzamiento

Llegada de la carga útil

Llegada de la carga útil
Llegada de la carga útil

Es, salvando todas las diferencias, como si el famoso Edificio de Ensamblado de Vehículos del Centro Kennedy pudiera rodar y colocarse alrededor de los cohetes en la plataforma de lanzamiento.

Esto facilita mucho el trabajo del personal antes del lanzamiento, ya que tienen acceso a todo el cohete desde las plataformas internas que tiene el edificio, sin necesidad de andar por «andamios de obra» o colgándose de arneses. La plataforma en la que se realiza la unión del upper composite con el resto del cohete, por ejemplo, conocida como piso 8, está a 27 metros de altura.

En el piso 8
En el piso 8

Un detalle curioso de este edificio es que se retira de la plataforma tan solo 45 minutos antes del lanzamiento y que apenas se aleja 30 metros de esta, lo que parece una distancia muy pequeña para separarse de un cohete en acción, pero por una parte los Soyuz no producen una temperatura muy agresiva en superficie debido al diseño de la trinchera por la que se alejan las llamas, y por otra la estructura del edificio es lo suficientemente hueca como para que el sonido del despegue no le afecte.

Este edificio, que no existe en Baikonur, ha demostrado ser tan útil que Rusia lo ha incorporado a su nuevo cosmódromo de Vostochny, desde el que espera realizar el primer lanzamiento en pocos días.

Así que si todo va según lo previsto a las 21:45:48 UTC el Sentinel-1B se separará de su lanzador para iniciar su fase inicial de operaciones en órbita; a las 23:50:24 serán los CubeSat OUFTI-1, e-st@r-II y AAUSAT-4 los que sean literalmente lanzados fuera de la Fregat –lo hace un mecanismo que usa muelles– y a las 1:03:05 UTC del 24 de abril será el satélite Microscope el que sea colocado en su órbita.

Impresión artística de un Sentinel–1 en órbita
Impresión artística de un Sentinel–1 en órbita

Finalmente, una ignición final del motor de la Fregat unos 15 minutos después de desplegar Microscope hará que esta reentre en la atmósfera para su destrucción controlada sobre el Atlántico sur.

Todo un ejercicio de coreografía para la Fregat, que en unas cuatro horas de misión dejará cinco satélites en tres órbitas diferentes y que como único resto de basura espacial dejará atrás el adaptador que le permite llevar a bordo a la vez el Sentinel–1B y Microscope, aunque esta será soltado poco después del lanzamiento de los CubeSat, en una órbita relativamente baja, lo que garantiza su pronta reentrada y destrucción en la atmósfera.

(Me ha echado una mano con esta anotación Ramón Torres, jefe de proyecto de la ESA para los Sentinel–1, a pesar de estar liadísimo con poner el 1B en órbita).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear