Por @Wicho — 9 de Octubre de 2017

Otro éxito para SpaceX con el lanzamiento de la tercera tanda de diez satélites de comunicaciones Iridium Next. Queda otro lanzamiento similar en 2017 y otros cuatro en 2018, aunque el último de ellos será con sólo cinco satélites a bordo, lo que permitirá a Iridium tener 75 satélites de nueva generación en órbita y sustituir los anteriores. De estos 75, 66 estarán en activo y 9 serán repuestos listos para entrar en funcionamiento cuando sea necesario.

Ahí va el último

Aparte de dar servicio a la red de telefonía Iridium los satélites Iridium Next también incorporan receptores fabricados por Aireon para seguir las señales ADS-B de aeronaves.

El ADS–B transmite por radio de forma automática un montón de información que obtiene de los sistemas de a bordo como, por ejemplo, la identificación de la aeronave, su posición, velocidad, altitud, aeropuerto de origen y destino, etc. Pero su alcance es limitado y recibir la información depende de que haya estaciones en tierra que puedan captar la señal, lo que no sucede cuando un avión vuela sobre el océano o sobre zonas despobladas, algo que cambiará cuando todos los Iridium Next estén en órbita, ya que darán cobertura global al sistema ADS-B, captando desde el espacio las señales de los aviones y enviándolas a tierra. Esto ayudará a que no se den casos similares al del vuelo MH-370 de Malaysia Airlines, desaparecido sin rastro hace más de tres años.

El lanzamiento se llevó a cabo desde la Base de la Fuerza Aérea Vandenberg en California y aunque ha sido un éxito de nuevo el objetivo principal de la misión ha quedado eclipsado por la recuperación de la primera etapa del lanzador, que aterrizó en el espaciopuerto flotante Just Read The Instructions, situado a unos 300 kilómetros de la plataforma de lanzamiento, apenas unos minutos después de despegar. Era un lanzador nuevo.

De una pieza

Es la decimoséptima vez que SpaceX consigue recuperar la primera etapa de un Falcon 9 tras su lanzamiento; la decimotercera seguida.

Y si todo va bien, en menos de 48 horas podríamos ver como SpaceX vuelve a hacerlo, aunque en este caso con el lanzamiento desde el Centro Espacial Kennedy y con una primera etapa que ya ha volado antes en otra ocasión.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear