Por @Wicho — 20 de Abril de 2016

La EEI vista desde arriba

Permanentemente habitada desde el año 2000, la Estación Espacial Internacional es una de las cosas más complejas que jamás hayamos construido y ha supuesto una enorme inversión en tiempo y dinero, con lo que hay un cierto interés en conservar esa inversión, así como la vida de sus tripulantes.

Una de las cosas que contribuye a esto es un sofisticado sistema de monitorización que lanza alarmas sonoras, apoyadas por luces, cuando es necesario.

Control de vuelo del Columbus
Control de vuelo del Columbus - DLR (CC-BY 3.0)

Pantalla del sistema de gestión de alertas
Pantalla del sistema de gestión de alertas de la EEI - DLR (CC-BY 3.0)

Estas son de tres tipos:

La sirena es la peor de ellas; significa que ha habido una pérdida de presión o un fuego a bordo y que la vida de los astronautas está en peligro. Cuando suena estos están entrenados para ir hacia las cápsulas Soyuz por si hubiera que evacuar. Apenas ha sonado unas pocas veces desde 2000, como por ejemplo cuando en enero de 2015 unas lecturas falsas de unos sensores indicaron que había una fuga de amoníaco, la tercera peor cosa que puede pasar en la Estación.

Entrenamiento para fugas de amoníaco
Entrenamiento para fugas de amoníaco – Sam Cristoforetti / ESA

Afortunadamente lo más habitual es que los astronautas sólo escuchen este sonido durante sus sesiones de entrenamiento.

Una advertencia es una alerta de nivel medio que requiere una respuesta inmediata pero que no es tan grave como cuando suena la sirena. Indica que un componente importante de la Estación tiene un problema, y según el código de alerta que aparezca en los monitores los controladores y los astronautas aplican el procedimiento adecuado.

Estas suenan con más frecuencia.

Finalmente, las alertas de precaución son las menos importantes, no son urgentes, y puede que los astronautas no tengan que hacer nada, ya que probablemente se pueda recuperar desde las tierra.

Es frecuente que las alertas de precaución y las luces que las acompañan estén inhibidas, en especial durante la noche, para que no despierten a los astronautas, aunque los procedimientos para decidir cuales se pueden inhibir y cuales no y en qué circunstancias están muy claros, ya que si por cualquier cosa no va a haber contacto entre la Estación y los centros de control estas alertas no se inhiben para que los astronautas se encarguen de gestionarlas.

Y si te estás preguntando cuando es de noche en la Estación Espacial Internacional, que da la vuelta a la Tierra 16 veces al día, el horario de esta es el horario UTC.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear