Por @Wicho — 25 de Septiembre de 2017

Impresión artística del SLS en vuelo

Durante mucho tiempo el nuevo gran cohete de la NASA, el Space Launch System, era una solución en búsqueda de un problema, un enorme y potente cohete con el que no sabían muy bien qué hacer. Aunque es posible que la Deep Space Gateway, la estación espacial en órbita alrededor de la Luna de la que se habla como sucesora de la Estación Espacial Internacional, le dé por fin sentido.

Según los planes recientemente actualizados de la NASA para el SLS la Exploration Mission 1 sigue siendo una misión no tripulada con una cápsula Orión que pasará unas tres semanas en el espacio, incluyendo seis días alrededor de la Luna.

Pero la Exploration Mission 2, una misión tripulada de entre 8 y 21 días, se encargará de poner en una órbita halo alrededor de la Luna el módulo de energía y propulsión de la DSG. La Exploration Mission 3, por su parte, también tripulada, se encargará de llevar el módulo habitable y acoplarlo al primero. Luego vendrían la EM-4, que llevaría el laboratorio del DSG y la EM-5, que llevaría el módulo con esclusas para paseos espaciales.

SLS y DSG

EM-1 tiene como fecha prevista de lanzamiento el 15 de diciembre de 2019, EM-2 el 1 de junio de 2022 y EM-3 para algún momento de 2024; EM-5 en 2026 y EM-6 en 2027.

Con estas misiones –aunque por en medio también lanzaría la Europa Clipper– quedaría ensamblada la Deep Space Gateway, al menos en la versión que ahora maneja la NASA, aunque es probable que Rusia se decida a entrar en la construcción de ésta, con lo que habría que replantearse su proceso de construcción.

DSG versión Lockheed Martin

Pero aún si Rusia no se une a la DSG es casi seguro que no se cunmplirán las fechas previstas de lanzamiento del SLS y de sus distintas misiones, por no hablar de que los módulos de la Deep Space Gateway no han sido ni empezados a diseñar en detalle. De hecho la NASA aún tiene que escoger un fabricante para ellos.

Y eso por no hablar de que los programas espaciales de la NASA dependen en gran medida de la voluntad política de la administración presente en la Casa Blanca, con lo que nadie puede asegurar nada, pues aunque Trump renueve en 2020 algunas de las misiones de ensamblado de la DSG probablemente quedarán para después del fin de un hipotético segundo mandato suyo.

Así que veremos en qué para todo esto, aunque de todos modos, parece que por fin el SLS tiene un objetivo en su vida.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear