Por @Wicho — 22 de Marzo de 2016

En la plataforma

Todo está listo en el complejo de lanzamiento 41 de la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral para el despegue rumbo a la Estación Espacial Internacional a lomos de un cohete Atlas V de la cápsula de carga Cygnus CRS OA-6, bautizada en honor al fallecido Rick Husband.

Encapsulando un cisne
Encapsulando un cisne – NASA

Cerrando
Cerrando – NASA

Gracias a la potencia del Atlas V la Rick Husband será la Cygnus que mayor carga lleve de todas las lanzadas hasta ahora, con un total de 3279 kilos de carga útil a bordo que se reparten del siguiente modo

  • 1139 kg de suministros para los tripulantes.
  • 1108 kg de hardware para la Estación.
  • 777 kg para ciencia e investigación.
  • 98 kg de material informático.
  • 157 kg de material para paseos espaciales.

Esta carga incluye una impresora 3D y más de dos docenas de CubeSats, unos para ser puestos en órbita desde los lanzadores del módulo de servicio de la Rick Husband y otros para ser lanzados desde la Estación, entre ellos 20 Dove de PlanetLabs; también va a bordo el experimento Saffire-1, que hará fuego en una nave espacial, aunque por lo general esto se considera muy mala idea.

Despacito para dentro

Preparando la inserción

Paquetes, paquetes…
Todo va embalado y etiquetado – NASA

El lanzamiento está programado para las 3:05 UTC del miércoles 23 de marzo de 2016 y será retransmitido por NASA TV a partid de las 2:00.

Si todo va según lo previsto la Rick Husband llegará a la EEI el sábado 26 a las 10:40 UTC, quedando aparcada en órbita al lado de esta para que Tim Kopra la capture con el brazo robot de la Estación y la acople al módulo Harmony de esta.

La Deke Slayton II lista para su captura
La CRS OA-4 Deke Slayton II lista para su captura – NASA

Una vez allí los tripulantes de la Estación procederán a sustituir su carga por materiales de desecho o que ya no son necesarios a bordo para que estos se desintegren junto con la Rick Husband en una reentrada controlada en la atmósfera.

La Cygnus CRS OA-6 partirá de la EEI a mediados de mayo, pero en lugar de ser desorbitada rápidamente pasará varios días en órbita mientras se ejecuta el citado experimento Saffire-1, que tiene como objetivo estudiar como un fuego grande se comporta en el espacio mediante varias igniciones de distinta duración; esto servirá para diseñar y escoger sistemas de seguridad y diseñar procedimientos para la lucha contra un incendio si alguna vez ocurre uno en una nave tripulada.

Como servicio final la Rick Husband lleva bordo un grabador de datos que irá recogiendo distintos parámetros durante la reentrada para mejorar la información que tenemos acerca de lo que pasa durante estas y así poder ajustar mejor el diseño de las cápsulas y de las maniobras de reentrada.

En principio este será el último lanzamiento de una Cygnus a bordo de un Atlas V, ya que Orbital prevé realizar los siguientes ya con su nuevo cohete, el Antares 200, tras haber acelerado su puesta en marcha después del fallo del Antares 100 que explotó al poco de despegar con la Cygnus CRS OA-3 a bordo.

Las cápsulas de carga como la Cygnus, Progress, HTV, y Dragon son fundamentales para el funcionamiento de la Estación Espacial Internacional, ya que se aseguran de que sus tripulantes reciban los suministros necesarios; el disponer de varios tipos de cápsulas de carga, cada una con su lanzador asociado, es una garantía extra, ya que el fallo de una no supone dejar a la Estación sin suministros…

Aunque los fallos de la Cygnus 3, de la Progress M-27M y de la Dragon CRS-7 con pocos meses de diferencia entre diciembre de 2014 y junio de 2015 dieron un buen susto.

Adortunadamente las tres cápsulas, junto con los HTV japoneses, vuelven a estar en servicio.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear