Por @Wicho — 6 de Enero de 2017

La carga más inusual que llevó el carguero espacial japonés Kounotori 6 a la Estación Espacial Internacional fueron seis baterías de iones de litio. Están destinadas a sustituir a las de níquel–hidrógeno actualmente en uso que ya llevan en funcionamiento más de los seis años y medio para los que fueron diseñadas.

Tras ser colocadas en su sitio utilizando los brazos robot de la Estación tres de las nuevas baterías fueron conectadas al sistema eléctrico por Shane Kimbrough y Peggy Whitson durante un paseo espacial de seis horas y 32 minutos el 6 de enero de 2017. Para ello fue necesario que les acoplaran unos adaptadores, ya que las nuevas ocupan la mitad que las anteriores, tras lo cual las conectaron finalmente al canal eléctrico 3A de la Estación, en el que quedaron ya en funcionamiento.

El paseo espacial se desarrolló mejor de lo previsto, con lo que los dos astronautas pudieron adelantar algunas tareas como hacer fotografías del espectrómetro magnético Alfa para su posterior inspección.

Fue el séptimo paseo espacial de Peggy Whitson, lo que la convierte en la mujer con más paseos espaciales de la historia.

Hora de recogerse
Hora de recogerse – ESA / Thomas Pesquet

Kimbrough y Thomas Pesquet tienen programado otro paseo espacial para el día 13 para conectar las otras tres nuevas baterías a otro de los ocho canales eléctricos de la Estación, una vez que estas hayan sido colocadas en su sitio, de nuevo usando el brazo robot de la Estación.

La Estación venía usando un total de 48 de baterías de níquel–hidrógeno, pero dado que las nuevas tienen el doble de capacidad, además de ocupar la mitad, sólo serán necesarias 24 baterías nuevas para tener la misma capacidad que ahora.

Su correcto funcionamiento es fundamental para el sistema eléctrico de la Estación, cuyos paneles solares las mantienen siempre cargadas, pues se encargan de que no falte electricidad a bordo –que es lo que hace funcionar todos los sistemas– cuando se encuentra a la sombra de la Tierra, lo que ocurre durante unos 35 minutos de los 90 que dura cada órbita.

Está previsto que el reemplazo se complete en un periodo de cuatro años gracias a nuevas misiones de cargueros Kounotori que además de las 24 baterías activas llevarán a la Estación alguna batería extra de repuesto.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear