Por @Wicho — 27 de Enero de 2018

El Canadarm 2 capturando una Dragon

Utilizado tanto para mover equipos y suministros de un lado a otro como para capturar y acoplar las naves de suministro que llegan a ella, el brazo robot de la Estación Espacial Internacional es uno de sus subsistemas que más trabajo evita a sus tripulantes. De hecho también se utiliza como apoyo en los paseos espaciales cuando es necesario.

Esquema del Canadarm 2Con un peso de 1.800 kilos y una longitud máxima de 17,6 metros se puede pensar en el Canadarm 2 como en una especie de compás que es capaz de ir moviéndose por el exterior utilizando distintos puntos de anclaje previstos para ello o bien utilizando una base móvil que también se mueve por el exterior de ésta y que le permite desplazarse con más precisión. La diferencia principal con un compás es que los extremos son capaces de girar –de una forma similar a la que nosotros giramos nuestras muñecas– según sea necesario.

En cada uno de los extremos del brazo hay un dispositivo conocido como Latch End Effector que son los que le permiten agarrarse al exterior de la Estación, agarrar cápsulas de carga, extraer cosas de los compartimentos exteriores de éstas, etc. También pueden sujetar a Dextre, un robot más pequeño y «diestro».

Aparte de agarrar todas esas cosas los LEE también permiten establecer conexiones eléctricas y de datos con ellas y con los puntos de la Estación a los que se conectan. Pero como cualquier otro dispositivo mecánico, se van estropeando con el tiempo, así que hay que cambiarlos de vez en cuando.

Uno de los LEE

Y precisamente a eso dedicaron Mark Vande Hei y Scott Tingle un paseo espacial de 7 horas y 24 minutos el pasado 23 de enero de 2018. Durante él desmontaron el LEE-B y lo cambiaron por uno completamente nuevo que llevaba almacenado en el exterior de la Estación de 2009 precisamente en previsión de que hubiera que sustituir alguno de los instalados.

Eso sí, les dio un poco más de guerra de lo previsto, ya que el paseo espacial estaba planeado para durar sólo cinco horas.

Sustitución del LEE-A en octubre de 2017

Un futuro paseo espacial servirá para meter en el interior de la Estación el LEE sustituido por otro en octubre de 2017 (el que antes era el LEE-A) para enviarlo a tierra en una Dragon para que lo reparen, aunque hay otro completamente nuevo en tierra esperando a ser enviado a la EEI en una cápsula de carga.

Mientras tanto el LEE-B retirado por Vande Hei y Scott se quedará en el exterior de la Estación por si hubiera que hacer una reparación de emergencia, pues aunque tiene sus achaques, y por eso ha sido cambiado, aún podría ser utilizado en caso de necesidad.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear