Por @Wicho — 29 de Mayo de 2016

Impresión artística de Juno sobre Júpiter
Impresión artística de Juno sobre Júpiter

Desde el fin de semana del 28 y 29 de junio de 2016 la gravedad de Júpiter es ya la única que han de tener en cuenta los responsables de la sonda Juno de la NASA, pues esta se encuentra ya tan cerca del planeta que la gravedad de la Tierra y del Sol quedan anuladas a todos los efectos prácticos, tal y como se puede leer en NASA's Juno Spacecraft Crosses Jupiter/Sun Gravitational Boundary.

Lanzada el 5 de agosto de 2011 Juno tiene prevista su llegada a Júpiter el 4 de julio de 2016 con la misión principal de orbitar el planeta 37 veces a lo largo de un año, llegando a pasar a una distancia mínima de 5000 kilómetros sobre sus nubes.

Esta misión tiene varios objetivos tales como el estudio de la atmósfera del planeta y su estructura, para intentar aportar nuevos indicios sobre su evolución y formación, así como la del Sistema solar, crear mapas de su campo gravitatorio y de sus campos magnéticos, y también enviará fotos con la JunoCam con una resolución máxima de 15 kilómetros por pixel, fotos que sin duda harán las delicias de todos los espaciotrastorados más allá de su utilidad científica.

Placa dedicada a Galileo

Minifigs
Aparte de sus instrumentos científicos Juno lleva a bordo una placa que homenajea a Galileo Galilei, descubridor de los cuatro satélites más grandes de Júpiter, y unas figuras como las de Lego hechas en aluminio que representan a Júpiter, su esposa Juno, y al propio Galileo

Una característica muy especial de esta sonda es que se trata de la nave espacial con paneles solares que más lejos hayamos enviado nunca, ya que el pasado 13 de enero de 2016 a las 19:00 UTC Juno se encontraba a 793 millones de kilómetros del Sol, superando los 792 de distancia máxima que alcanzó Rosetta en su caza del cometa 67p/Churyumov-Gerasimenko.

Misiones a los planetas exteriores
Misiones a los planetas exteriores - HistoricSpacecraft.com (clic en la imagen para ver a tamaño completo)

Juno monta tres paneles solares de 9 metros de largo cada uno que tienen un total de 18698 celdas. Estos paneles generarían 14 kilovatios en la Tierra, pero dado que Júpiter está a cinco veces la distancia de la Tierra al Sol la cantidad de luz que llega allí es 25 veces inferior, con lo que los paneles solares de Juno sólo generarán 500 vatios una vez allí.

Sin embargo unos instrumentos y sistemas de a bordo de bajo consumo, y un diseño de las órbitas de la misión que maximiza la exposición de los paneles solares a la luz del Sol harán que estos 500 vatios sean más que suficientes.

Será la segunda sonda que coloquemos en órbita alrededor del planeta gigante, tomando el relevo de la Galileo, que el 21 de septiembre de 2003 se precipitaba en la atmósfera de Júpiter después de pasar ocho años en órbita alrededor del planeta, y sufrirá el mismo destino que esta en octubre de 2017 cuando sea lanzada a las profundidades de la atmósfera del planeta para evitar que choque contra ninguna de sus lunas tras quedarse sin combustible para maniobrar.

Como es de rigor en estos tiempos la misión está en Twitter como @NASAJuno.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear