Por @Wicho — 23 de Febrero de 2016

En la plataforma

Todo está listo en Cabo Cañaveral para el lanzamiento del satélite de comunicaciones SES–9 a bordo de un cohete Falcon 9 FT de SpaceX entre las 23:46 UTC del 24 de febrero de 2016 y la 1:23 del día 25.

Y, una vez más, SpaceX va a intentar recuperar la primera etapa del cohete haciéndola aterrizar en el espaciopuerto autónomo flotante Of Course I Still Love You.

Of course I still love you en puerto
La barcaza–espaciopuerto autónomo Of Course I still Love You en puerto

La Of course I still love you navegando
Of Course I Still Love You navegando

Tanto Of course I still love you como su compañera de la costa oeste, la Just Read the Instructions, cuentan con una plataforma de aterrizaje de 90×50 metros y son capaces de mantener su posición de forma autónoma, aunque las condiciones de oleaje limitan esta habilidad.

Cuando SpaceX hace un lanzamiento en el que intenta recuperar la primera etapa del cohete la barcaza correspondiente se sitúa a unos cientos de kilómetros de la costa a la espera del descenso de esta; a varios kilómetros de la barcaza están otras embarcaciones tripuladas desde las que se supervisa la operación.

La idea de recuperar la primera etapa del cohete es abaratar los costes de lanzamiento, hasta en un orden de magnitud según algunas estimaciones.

Es algo en lo que SpaceX lleva años trabajando, y aunque en diciembre de 2015 la empresa conseguía recuperar una primera etapa haciéndola aterrizar de vuelta en Cabo Cañaveral, aún no ha conseguido hacerlo nunca en una de las plataformas flotantes, ya que por un motivo un otro todos los intentos anteriores han terminado con la destrucción de la primera etapa en cuestión.

Pero cada uno de los intentos fallidos ha sido una lección aprendida, con lo que cada vez están más cerca de hacerlo; de hecho el último intento falló porque una de las patas del cohete no se fijó correctamente en su posición y se plegó tras el aterrizaje, pero de lo contrario, el este habría sido un éxito:

¡A ver si a la cuarta va la vencida!

Ya lo hemos comentado por aquí en otras ocasiones, pero por si acaso a alguien se le ha pasado los nombres para de los espaciopuertos dron flotantes son los de dos de las mentes –en este caso dos inteligencias artificiales que gobiernan sendas naves espaciales– que salen en El jugador, una de las novelas de La Cultura, un homenaje de Musk a Iain M. Banks.

Hay una cuenta en Twitter, obviamente no autorizada, @TheDroneShip, que tuitea los «pensamientos» de las barcazas; la oficial de SpaceX es, @SpaceX.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear