Por Nacho Palou — 19 de Junio de 2017

IMG 20170613 140056 1

En abril Raphaël Fabre solicitó la Carte Nationale D'Identité, el equivalente en Francia a nuestro DNI. En la documentación que debía presentar Raphaël incluyó una foto carné que no era una foto carné “de verdad”,

La foto de carné que envié era en realidad un modelo 3D generado por ordenador, lo que implica el uso de diferentes técnicas y software utilizados en las industrias de los efectos especiales y de los videojuegos. Es una imagen digital de mi busto, el resultado de un proceso artificial.

La imagen cumple los requisitos para solicitar el DNI: me representa, es reciente y cumple todos los requisitos de tamaño, iluminación y contraste para que pueda verse bien.

El documento que valida de la manera más oficial posible mi identidad francesa es sin embargo una imagen de mi virtual; mi yo en versión de video, ficitio.

Aunque visto así en realidad debería dar igual si la imagen es real o virtual, del mismo modo que da igual si se trata de una fotografía química o digital; después de todo se trata de que la imagen le represente y le identifica como quien es, y de que cumpla una serie de requisitos.

Vía Kottke.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 19 de Junio de 2017

La primera gran noticia de Airbus en Le Bourget 2017 es que está estudiando una versión mejorada del A380.

Bautizada como A380Plus presenta hasta un 4% de ahorro en consumo de combustible gracias a unos nuevos winglets, retoques aerodinámicos en el carenado de la panza y en el del encastre de las alas, y un nuevo sistema de gestión de vuelo (ordenadores y software de control mejorados, vaya).

Winglet del A380Plus
Winglet del A380Plus – Andreas Spaeth

Estas mejoras, combinadas con un mantenimiento optimizado y la posibilidad de meter hasta a 80 pasajeros más en una configuración típica, permiten reducir el coste por asiento en un 13%. Eso sí, esto es con configuraciones de filas de 9 asientos en turista superior y de 11 asientos en turista, aunque Airbus dice que el ancho de los asientos seguirá siendo el mismo (18 pulgadas - 45 centímetros) y que los asientos extra vienen de un nuevo diseño de las escaleras interiores y algún otro elemento más. Revenue space optimisation le llaman a esto.

El A380Plus estará disponible para 2020… suponiendo que se interesen por él el suficiente número de aerolíneas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 19 de Junio de 2017

Types of Nuclear Radiation es un vídeo del Fermilab en el que explican los distintos tipos de radiación, diferenciando la radiación nuclear -o ionizante-, que es la que nos puede hacer pupita, de la radiación electromagnética.

La radiación nuclear se divide en cuatro tipos, radiación alfa, radiación beta, radiación gamma (y rayos X) y radiación por neutrones, que se diferencian por su longitud de onda, cada vez menor, y su mayor capacidad de penetración en la materia y, por tanto, en nuestros tejidos.

Pero lo más curioso y contraintuitivo es que, a pesar de que la radiación alfa es la más fácil de detener, es con mucho la más dañina, ya que a igual cantidad de dosis, su potencial para causar daño es 20 veces mayor; casi cualquier material que le pongas delante la va a mitigar, incluyendo nuestros delicados tejidos, pero por eso mismo es más probable que en lugar de atravesarnos sin hacernos daño esas partículas se estampen contra nuestras células y les transmitan la energía que llevan, con lo que hay más probabilidades de que esa energía las dañe.

La radiación electromagnética -no ionizante- sin embargo, tiene una longitud de onda mayor que las anteriores, pero carece de energía suficiente para dañar nuestras células. Si no tiene capacidad ni para impactar ni para alcanzar nuestro interior, no es capaz de alterar nuestros átomos y por eso los teléfonos móviles, wifis, y similares, no provocan cáncer. Se pongan como se pongan algunos jueces italianos.

(El vídeo vía Jorge Bueno).

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 19 de Junio de 2017

Durante casi cinco años el rover Curiosity ha estado explorando el fondo del cráter Gale, en Marte. Pero si retrocediéramos atrás en el tiempo lo suficiente no sería posible explorar el cráter Gale con un rover, haría falta un submarino. En el pasado no fue el cráter Gale sino el lago Gale. Los científicos creen que allí hubo un antiguo mar durante unos 700 millones de años hace entre 3800 y 3100 millones de años.

En un estudio publicado en la revista Science los investigadores exponen lo qué Curiosity les ha enseñado acerca de las rocas del cráter Gale, para reconstruir la historia del antiguo lago. Los resultados sugieren que el lago tuvo dos capas diferentes, cada una con su propia química. Y durante esos 700 millones de años las condiciones de lago probablemente habrían sustentado vida si es que se llegó a desarrollar en Marte.

Su hubo vida habrá fósiles en la roca sedimentaria. El problema, explica Hank Green, es que para desenterrarlos habría que excavar varios kilómetros desde la superficie del fondo del cráter, “una tarea que le viene grande a un rover del tamaño de un utilitario.” Pero si hubo allí estarán.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear