Por @Alvy — 15 de Febrero de 2018

Tangerine 2015
Tangerine (2015), de Sean Baker

Los interesados en cómo algunos cineastas están utilizando equipos de bajo presupuesto para crear «películas de verdad» encontrarán interesante este artículo de IndieWire: How To Be Unstoppable: Sean Baker and the Digital Filmmaking Revolution. Es toda una lección sobre cómo sacar el máximo partido al mínimo presupuesto a la hora de grabar vídeo para hacer cine.

El artículo recorre la historia de las producciones de Baker a lo largo de los años: cómo pasó de filmar con una cámara CineAlta de Sony (Starlet, 2012) a emplear el iPhone 5s como única cámara (Tangerine, 2015) y más reciente a recurrir al iPhone 6s en momentos puntuales.

Su técnica consistía en equipar el iPhone con un estabilizador de mano Smoothee a modo de steadycam, lo que permite evitar las vibraciones. Cuesta 150 dólares (aunque ya está discontinuado) y de él dicen que es de lo mejorcito que se podía comprar sin superar la barrera de los mil dólares.

Tangerine 2015

Para rodar en el formato anamórfico 2.35:1 propio de muchas películas para la gran pantalla empleaba una lente adaptadora 1.33X de Moondog Labs, que simplemente se encaja al teléfono y proporciona el formato más apaisado y cinematográfico – una cuestión estética. Esa lente surgió como proyecto en Kickstarter y se vende por unos 175 dólares.

Todas las secuencias de vídeo grabadas en formato anamórfico (visualmente «distorsionadas» pero con la información mejor adaptada a ese formato más ancho de lo normal) hay que decodificarlas a posteriori. Se puede usar cualquier software, pero el más barato es Filmic Pro, una app que se puede descargar por 15 dólares.

¿Llevas la cuenta? El coste de todo ese equipo son 840 dólares, aunque se puede añadir algo más (tarjetas de memoria, etcétera). Y simplemente hay que tener en cuenta que en algunos rodajes se contaba con hasta tres iPhones (dos para grabar y otro de repuesto). No es mal precio mal para salvar algunas escenas y mucho menos para un largometraje completo – ¡y además puedes usarlos para llamar por teléfono!

En su reciente y aclamada The Florida Project (2017) Baker ha utilizado como cámara una Alexa Mini, con un buen salto de calidad (y de coste: 36.000 dólares). Pero a veces hay que volver a los orígenes: resulta fácilmente reconocible la huella del iPhone 6s en la escena final, grabada con un iPhone 6s y la lente anamórfica de Moondog. Esta es la película con más alto presupuesto que ha rodado –2 millones de dólares– mientras que las anteriores eran indies más salvajes todavía, producidas con 250.000 y 100.000 dólares e incluso menos (las más antiguas las rodó en vídeo y 35mm).

§

Baker no es el único. Steven Soderbergh ha rodado Unsane –un thriller de horror que se estrena estos días– completamente con iPhone (no se sabe el modelo exacto, pero debe ser iPhone 6 o 7, pues está grabada a 4K). «Y en una pantalla grande de 12 metros se ve cojonuda», ha sentenciado. Dicen que además el formato ayuda a la ambientación de la historia. Hay más en 9to5Mac: After Unsane, Steven Soderbergh says he’ll likely shoot all his future movies on iPhones.

En cualquier caso, la tecnología de grabación puede ser más o menos avanzada, y plasmar imágenes de más y menos calidad pero… Esto es cine. Y sin una buena historia detrás, ya se sabe: no hay nada.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Por @Alvy — 15 de Febrero de 2018

Isochronesv3

Este mapa isócrono comparativo de las capitales europeas es obra de Topi Jukanov. Básicamente muestra los puntos que puedes alcanzar alrededor del centro de las ciudades en una hora, viajando en coche. En este tipo de mapa, llamado isócronos, los tonos de colores iguales indican tiempos iguales (en este caso, dentro de cada ciudad: de claro a oscuro).

Los puntos centrales son los centros de las ciudades y los círculos están trazados con un radio de 50 kilómetros. Durante la creación de los mapas, a partir de datos obtenidos de HERE, se tuvo incluso en cuenta el flujo del tráfico en diferentes momentos del día, promediando todas las franjas horarios para lograr una imagen más realista.

Los mapas están dibujados en una proyección acimutal de Lambert, de modo que las áreas son comparables. Amsterdam, Madrid, Bruselas y Praga parecen estar en la lista de las más agraciadas –puedes llegar más lejos en el mismo tiempo– mientras que en la cola aparecen Londres, Antenas, Sofía y Roma. Muchos atascos por allí, por lo que se ve.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 15 de Febrero de 2018

Buenas noticias para los fans de los vídeos didácticos sobre matemáticas: nos han escrito para contarnos que Pedro Pardo y Jesús Montes (matemáticos, Jesús pone la voz) y Grant Sanderson (creador de 3Blue1Brown, el canal de «matemáticas animadas») llevan tiempo trabajando juntos y ya han completado la traducción y doblaje de la serie sobre Álgebra Lineal, que puede verse en Canal 3Blue1Brown Español.

Es todo un pequeño honor que Pedro nos haya contado que descubrió 3Blue1Brown gracias a Microsiervos – probablemente de cuando hablamos de sus estupendos vídeos sobre las dimensiones fractales o la fórmula más bella del mundo, que gana mucho explicada gráficamente. A ver si sigue la racha y van publicando más vídeos a buen ritmo.

Esta toda una gran idea que de este modo podrá llegar a mucha más gente.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 14 de Febrero de 2018

Ya sé que los puristas dirán que esto se monta con una Raspberry y un emulador en un pispás y por cuatro euros. O incluso que hay emuladores en línea con los que ni hay que salir del navegador. Pero para el común de los mortales que sólo busca revivir aquellos momentazos pasados disfrutando de los juegos de 8 bits TheC64 es una opción muy interesante.

TheC64 Mini (sí, sin espacio) es como un Commodore 64 en miniatura pero con dos puertos USB y una conexión HDMI al televisor. Los puertos sirven para enchufar un joystick y un teclado –las teclas son de mentira– para poder darle al Basic V2 de Commodore si te aburres de los 64 juegos que trae preinstalados. ¡Ay, Uridium, cuantas horas habré echado con él!

TheC64 en la mano

Aunque esos puertos USB también sirven, por lo visto, para cargar otros juegos que estén en pinchos USB, con lo que las horas de diversión pueden ser infinitas.

Disponible a partir de marzo de 2018 por 80 euros.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear