Por @Alvy — 17 de Noviembre de 2017

IBMPlex 1

Plex es una tipografía «a medida» salida de los estudios de IBM. Entre otras cosas utiliza una licencia de código abierto SIL 1.1 y se puede descargar y usar libremente. Existe en versiones sin remates, con remates y monoespaciada (en formatos tanto para Mac como para PC, en versiones de sistema y para la web). Y aunque todavía es «beta» pronto será definitiva.

IBMPlex 2

Muchas empresas tienen su tipografía a medida característica, a veces para el logo, a veces para todo el material con el que trabajan. Durante mucho tiempo Apple tuvo la Apple Garamond, está la Zilla de Mozilla, y hay otras como la Benvenue de France Telecom, las de periódicos como Le Monde, Sunday Times o El Correo Nespresso, Renault y tantas otras.

Muchas parecen tipografías convencionales, pero no lo son. Cuestión de estilo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 17 de Noviembre de 2017

Un layer-lapse es esencialmente igual que un time-lapse, sólo que en cada escena se determina qué partes de la imagen (por ejemplo, un edificio o grupo de edificios) muestran la imagen tal cual se captó a una hora del día o de otra dentro de la misma imagen. Lo que significa que cada fotograma del time-lapse (cada fotografía que forma la secuencia) está formada a su vez por entre 100 y 300 fotografías colocadas en capas que revelan u ocultan unas y otras partes de la imagen.

De modo que en un mismo fotograma puede haber partes de la imagen u objetos que correspondan a una hora del día y otras a una hora de la noche, o a innumerables momentos intermedios entre el día y la noche.

Según explica Julian Tryba parte de este proceso está automatizado o de otro modo sería difícil de abarcar; el layer-lapse anterior de Julian (Boston Layer-Lapse) estaba hecho a mano, pero “sólo” implicaba el uso de 30 fotografías por fotograma. De hecho, esta automatización le permite a Julian sincronizar el movimiento de las imágenes con la música.

El resultado, admite, es por tanto “una mezcla entre la animación matemática y manual; mi objetivo es el de crear una película layer-lapse en la cual todas las animaciones correspondan a una pautas y al análisis de la música asociada.”

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 17 de Noviembre de 2017

Transavia Airlines Boeing 757 2K2 Wedelstaedt

Según la publicación Avionics, un grupo de formado por miembros del gobierno, personal de la industria de la aviación e investigadores han logrado demostrar que es posible tomar el control de un avión comercial a distancia. En concreto, “hackearon” un Boeing 757 que permanecía en tierra,

Compramos el avión el 19 de septiembre de 2016. Dos días después ya había logrado penetrar en sus sistema de forma remota y sin ayuda desde el avión”, dice Robert Hickey, gerente del programa de aviación de la División de Seguridad Cibernética del DHS [Department of Homeland Security].

“Esto significa que nadie había tocando el avión, no se había modificado desde el interior.” Hickey dijo que los detalles son clasificados, pero confirma que accedieron a la aviónica de la aeronave a través de los sistemas de comunicaciones de radio. Añade que utilizando la configuración RF de la mayoría de los aviones comerciales, ”es bastante rápido entrar hasta donde nosotros llegamos” dentro de los sistemas del avión.

Eso sí, por “la mayoría de los aviones comerciales” Hickey se refiere a aviones más bien antiguos. El Boeing 757 es un avión de 1983 que utiliza un sistema RF que ya se considera obsoleto y está en desuso en los aviones modernos. En cambio, los modelos más recientes están diseñados teniendo muy presente el factor de la seguridad y los riesgos que suponen esas amenazas. “Pero los aviones antiguos, que todavía constituyen más del 90 por ciento de los aviones comerciales en servicio, no cuentan con esas protecciones.”

Fotografía (GFDL) Konstantin von Wedelstaedt.

Vía The State of Security.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 17 de Noviembre de 2017

Antes la tarjeta de crédito no se la dabas ni a Dios.

La vida en los 90, antes de los smartphones, frente a la vida de hoy en día. ¡Ah, cuántas diferencias! Una historia animada de Binfo, con grandes detalles y una estupenda narración.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear