Logo Lainformacion.com

Microsoft Band: la pulsera de Microsoft

Microsoft Band

Elegante sin duda. Se llama Microsoft Band y básicamente es como todas las demás pulseras cuantificadoras pero vitaminada y supermineralizada. Además de lo habitual incluye GPS, contador de frecuencia cardíaca y de exposición a rayos ultravioletas. Además se puede manejar con Cortana (la asistente de reconocimiento de voz de Microsoft), funciona hasta 48 horas sin recarga y su app es compatible con Windows, Android y iOS.

El precio: de momento 199 dólares en Estados Unidos.

(Vía HiConsumption.)

Recuerdos tecnológicos de los 90

#1

The-Hardest-Decision-Wordart

#2

Bola-Raton

y hay decenas más en una gran selección de The Meta Picture sobre recuerdos (la mayor parte tecnológicos) de los 90. La #1 es una de las que me pareció más hilarantes; la #2, una que más entrañables recuerdos puede traer, casi de lagrimilla. (Y puede ser divertida la cantidad de gente que ni siquiera recordará lo que es el objeto en cuestión.)

Las ratas que utilizaban estrategias aleatorias en juegos cuando era lo mejor que podían hacer

Ratas y Azar

Las ratas de laboratorio tontas, tontas, no son. Para reconfirmarlo unos científicos del Howard Hughes Medical Institute han realizando algunos experimentos acerca de sus habilidades en en juegos no tan sencillos como los habituales de queso y laberintos. El resultado viene a decir que los pequeños roedores son capaces de elegir una estrategia óptima puramente aleatoria en algunas pruebas cuando esa estrategia es la mejor para conseguir un premio, aunque eso implique incluso anular ideas anteriores.

En este caso el experimento consistía en premiar a la rata con comida si participaba en un juego sencillo y superaba una prueba, por ejemplo asomarse por un agujero determinado de una caja. Lo interesante fue que las enfrentaron a «oponentes virtuales» que utilizaban diversas estrategias: quizá cambiaba alternativamente el agujero el premio, o a veces se repetía si la rata acertaba pero cambiaba si la rata fallaba, etcétera. Con el tiempo las ratas acababan reconociendo estas estrategias y mejoraban el porcentaje de premios conseguidos.

Como es bien sabido generalmente la mejor estrategia suele ser predecir lo que hará el contrario. Pero precisamente por eso también sabemos que en ciertos juegos, como puede ser piedra, papel, tijera, los chinos, el mentiroso –incluso diría que el póker– y muchos otros el secreto es no jugar con ningún patrón reconocible, sino utilizar una estrategia puramente aleatoria cuando no hay otra mejor.

Según explica el resultado del experimento, los pequeños y peludos sujetos de los experimentos aprendían a evitar errores cuando no eran capaces de reconocer la estrategia del contrario (es decir: si no podían reconocer un patrón sencillo o el oponente jugaba al azar) e incluso cuando se los puteaba haciéndoles trampas – como cambiando el premio cuando se sabía previamente qué iban a elegir. En ese caso, con el tiempo pasaban a utilizar una estrategia aleatoria mucho más conveniente. En otras palabras: aprendían a anular su experiencia previa y comportarse de forma random, que resultaba ser una mejor opción.

El trabajo completo para quien esté interesado en teoría de juegos, ratas y experimentos raros: Behavioral Variability through Stochastic Choice and Its Gating by Anterior Cingulate Cortex ($).

Bonus: contaron en Freakonomics hace tiempo que en un experimento similar se enseñó a unos monos capuchinos premiándolos con monedas que luego podían cambiar por comida. También mediante puteo-y-error los inteligentes primates aprendieron «conceptos económicos básicos» como la oferta y la demanda y la aversión a la pérdida. Pero lo divertido que un día se vio a un macho ofreciéndole una moneda a una hembra. Y acto seguido consumó con ella el acto sexual de forma consentida. Se considera la primera observación de intercambio de dinero con connotaciones sexuales de la historia de los monos. La hembra, demostrando además que sabía de qué iba la cosa, intercambió a continuación la moneda por una fruta.

(Vía Cell + BetaBoston.)

Gente amable

Que majos sois los del turno de mañana que me dais los periódicos ya leídos.

– @PalomaLLaneza

Avances en coches voladores: el AeroMobil 3.0

Aeromobil 3.0

Los coches voladores siguen en ese estado larval en el que también se debaten los jetpacks y las cenas en pastillas. Pero en este caso al menos en vez de un triste videomontaje en 3D tenemos un prototipo funcional muy bonito y resultón: el Aeromobil 3.0.

Eso sí, el fabricante utiliza la odiosa y recurrente frase de «ya está casi, casi a punto de estar terminado» porque todavía es un producto final «comprable». Al menos se puede conducir, vuela y pliega y despliega sus alas grácilmente.

Al menos este biplaza está certificado como ultraligero y se conocen bastantes especificaciones: 200 km/h de velocidad máxima, 700 km de autonomía y 15 litros por hora de consumo de combustible. Porque sí: a día de hoy sigue siendo más eficiente quemar combustibles fósiles para conseguir la potencia necesaria que desarrollar este tipo de vehículos con motores y baterías eléctricas – tanto por potencia como por peso.

Aprobada la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual en España

El Congreso durante la votación

Con una asistencia más bien escasa los partidos políticos españoles presentes en el Congreso acaban de dar el paso final en el parlamento para que la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual pueda entrar en vigor, algo que sucederá el próximo 1 de enero.

Esta reforma afecta a los usuarios de Internet en dos aspectos fundamentales, la mal llamada tasa Google, que en realidad debería llamarse canon AEDE, y el refuerzo de la Ley Sinde.

El canon AEDE impone, básicamente una tasa irrenunciable sobre los enlaces a los agregadores de contenidos; por su parte el refuerzo de la Ley Sinde busca luchar contra la mal llamada piratería de Internet y las descargas, entre otras cosas limitando seriamente el derecho a copia privada.

Hay una explicación detallada en Así afectará a Internet la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual; en ¿Pagaré o cierran mi web?: 4 claves para diferenciar Canon AEDE y Comisión Sinde también hay información recomendable sobre el tema.

Pero el resumen es que en España los políticos acaban de aprobar una ley que va incluso contra la jurisprudencia de la Unión Europea al respecto.

Claro que para cuando se resuelvan los recursos que se pondrán al respecto la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual llevará años siendo aplicada, los que la han aprobado se habrán cobrado los favores correspondientes, y nadie pagará por los platos rotos salvo los usuarios de Internet.

Anotaciones anteriores >