Por @Alvy — 7 de Diciembre de 2016

Facebook no es gratis. Pagas por usarlo: con tu identidad

Al menos eso opina Adam Conover, que parodia el comportamiento a lo «gran hermano» de Facebook en un sketch de Adam Ruins Everything (TruTV), una serie divulgativa sobre ideas falsas que están ahí flotando como hechos en la sociedad en el que hace el papel de sabelotodo, medio periodista, medio investigador, medio científico para descubrir la verdad.

Desde luego humor no le falta. En el mismo canal hay otros episodios de TruTV y alguno más de este Adam aguafiestas, como este acerca de cómo fueron las prostitutas las que convirtieron en prósperas las ciudades del lejano Oeste.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 7 de Diciembre de 2016

Tabla Periódica 3D

Esta tabla periódica 3D de Instructables recupera el primer diseño de tabla periódica de 1862 de Alexandre-Émile Béguyer de Chancourtois. (La que utilizamos actualmente, la de Mendeléyev, data de 1869). Chancourtois colocó los elementos químicos en un cilindro, de modo que en cada revolución se encajaran 16 elementos. Lo llamó espiral telúrica y si no te suena de nada el nombre es porque fue un fracaso: lo publicó en una revista de geología y no de química, se olvidó de explicar el trazado helicoidal (dijo que era «un cuadrado circular triangular»). En fin, ¡adiós a la fama universal!

Tabla Periódica 3D

Este diseño más moderno utiliza geométrica y técnicas más avanzadas. Está basado en la estructura de un nanotubo y fabricado con una impresora 3D, material acrílico cortado con láser una bombilla cilíndrica y unos pequeños tubos en los que podrían insertarse hasta 118 muestras, una para cada elemento.

En la página de Instructables pueden encontrarse los modelos 3D y las indicaciones para fabricar una. Cuando está encendida cada zona se ilumina de un color y como la estructura puede girar alrededor de su eje principal produce un efecto realmente curioso, «discotequero» y probablemente bonito, algo desde luego que puede servir dar pie a comenzar innumerables conversaciones.

(Vía Laughing Squid.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 6 de Diciembre de 2016

Este emulador de Atari 2600 corre sobre Minecraft porque puede hacerse.

Según Seth Bling que es su creador está hecho en un Minecraft «pelado», sin plugins o mods, utilizando unos 2.000 bloques de comandos, llamados así porque sirven para ejecutar comandos – son como los que se usan en los servidores multijugador del popular juego. Con esos bloques el emulador gestiona la CPU (un 6502), la RAM (128 bytes), la circuitería de vídeo y demás. Además de eso utiliza las ROMs originales del Atari 2600, de modo que la emulación es perfecta – si bien un tanto lenta, como puede observarse. (Además de mastodóntica).

Recordemos que gráficamente la Atari 2600 era sumamente primitiva y que las adaptaciones que se hicieron para ella de los juegos de salón (como Donkey Kong o Pac-Man) eran versiones superdescafeinadas. Pero aun así funcionan igual que en la mítica consola. De hecho visualmente todo es igual excepto que en Minecraft todos los bloques son cúbicos, así que la imagen es perfectamente cuadrada, mientras que en la Atari 2600 los píxeles eran un poco más anchos que altos. Y (ejem) luego está… el tema de la velocidad.

¡Ah, la velocidad! Eso ya es más complicado. Resulta que en vez de dibujar 60 frames por segundo del original aquí se necesitan 4 horas de cálculos para esos mismos 60 frames. En otras palabras: es unas 14.400 veces más lento que la consola de los 70. (Algunos dicen jocosamente que «casi, casi, como las nuevas consolas».) Como explica su creador, la mejor forma de comprobar el resultado es grabando un time-lapse de la imagen que comprima en ese factor el resultado, para ver qué sucede.

¿Qué será lo próximo? ¿Un emulador de Minecraft corriendo en Minecraft? Resultaría un poco lento, pero ser posible… Lo es.

Relacionado,


Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 6 de Diciembre de 2016

La cianotipia (además de un filtro habitual en los programas y apps de fotografía) es un antiguo proceso para el revelado de negativos que resulta en imágenes de un solo color llamados cianotipos por tu tono azul (azul de Prusia o cián) más habitual. El procedimiento fue inventado por el astrónomo John Herschel en 1842.

En el vídeo (en alemán con subtitulos en inglés) el fotógrafo Andreas von Grabowiecki (“críado” en la fotografía digital) muestra como hacer cianotipos “de verdad”, utilizando productos químicos y papel. Para mostrar el proceso Andreas parte de un negativo obtenido de una fotografía digital impresa en papel de acetato translúcido con una impresora de inyección de tinta, una Epson R3000.

Según “Grabo”, es importante que la impresora sea de chorro de tinta (no una impresora láser) de calidad, para obtener un negativo que dé buenos resultados.

Cianotipo andy grabo

Andreas muestra el proceso pero aclara que su vídeo no es un tutorial, y omite mencionar algunos de los químicos utilizados en el proceso porque algunos de esos químicos pueden ser peligrosos, tóxicos, si no se manejan adecuadamente.

Para la cianotipia se emplean dos compuestos esenciales (citrato de amonio y hierro III y ferrocianuro de potasio) con los que se obtiene una solución acuosa fotosensible que se aplica con una brocha sobre el papel. «Como sucede con la pintura, el pincel elegido y cómo se utiliza para aplicar el líquido fotosensible tiene una influencia decisiva en el aspecto final de la imagen», explica Andreas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear