Por @Wicho — 27 de Julio de 2016

El Concorde a Mach 2

El Concorde fue el único avión de pasajeros supersónico de la historia en operar con éxito.

Y aunque hay cientos, probablemente miles, de fotos de este avión en vuelo ésta es por lo visto la única en la que está volando a Mach 2, dos veces la velocidad del sonido. Fue tomada por Adrian Meredith desde un Tornado de la RAF en abril de 1985 sobre el mar de Irlanda,

Esta velocidad le permitía al Concorde volar de Nueva York a Londres en menos de tres horas, aunque al final eso no fue suficiente como para garantizar su viabilidad económica, por lo que terminó por retirado del servicio en 2003.

(La foto vía Francisco Bonilla; los detalles los encontré en Reddit).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 27 de Julio de 2016

El New York Times publicó esta pieza sobre Lonnie Mimms, un coleccionista «profesional» amante los ordenadores. En su pequeño museo ha ido atesorando todo tipo de equipos principalmente de las décadas de los 70, 80 y 90. Muchísimos de ellos parecen funcionar y el lugar rezuma un aroma vitange digital que haría a más de uno desear pasarse allí un fin de semana explorando.

El buen hombre que no vendería su colección ni por un millón de dólares y que probablemente ha invertido muchos cientos de miles en todos los PC y su restauración. Si viviste la época gloriosa de los primeros ordenadores personales probablemente te suenen muchos de los equipos que allí aparecen.

Los equipos son tan viejunos, tan viejunos que incluso se ve –¡y oye!– un módem con acoplador acústico que era como se conectaban por aquella época los PC a la línea telefónica y a algunas redes y servicios en línea primigenios – porque ni siquiera Internet era popular ni como la conocemos ahora. ¿La velocidad de transmisión de la época? 300 bits por segundo. No 300 millones de bits, simplemente trescientos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 26 de Julio de 2016

Mujeres de la NASA en Lego

Women of NASA es la propuesta de 20tauri para que Lego saque al mercado un conjunto que homenajea a cinco mujeres importantes en la historia de la NASA:

Viene con marcos para mostrar los cinco minifgs, pero también con las piezas necesarias para mostrarlos en escenas apropiadas para cada uno.

Margaret Hamilton de Lego
Margaret Hamilton de Lego

Como siempre con este tipo de propuestas es necesario que reúna 10000 votos –ya lleva casi la mitad– y que luego en Lego decidan que merece la pena sacarlo al mercado, así que nada asegura que vaya a salir al mercado. Pro aunque no lo haga mola que alguien se haya acordado de la importancia de las mujeres en STEM.

(Bob Jacobs vía Space Unites).

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 26 de Julio de 2016

Things from the flood por Simon Stålenhag

5 estrellas: una verdadera delicia de libro Things from The flood, por Simon Stålenhag. Design Studio Press 2016. 128 páginas.

La Nochebuena de 1994 fue distinta a cualquier otra para los habitantes de la zona norte de Färingsö, ya que se encontraron con los sótanos de sus casas llenos de un agua marrón que sin duda provenía de una fuga del gran acelerador de partículas construido bajo el lago Mälar conocido popularmente como The Loop.

Esta inundación les obligó a abandonar sus casas durante años mientras el gobierno y las empresas contratadas a tal efecto se dedicaban a recoger el agua, limpiarlo todo, y desactivar y sellar definitivamente el acelerador.

The Loop

El autor cuenta en este volumen los hechos más importantes de su adolescencia entre esas navidades y 1999, cuando por fin pudieron volver a sus casas, unos años marcados por extraños acontecimientos en la zona como el cáncer de las máquinas o los rumores de que el acelerador en realidad había sido parte de un experimento en teleportación que no había ido del todo bien.

Son, por supuesto, unas memorias inventadas, ya que The Loop nunca ha existido, pero el autor las hace muy creíbles con unos textos cortos que van al grano y unas ilustraciones que mezclan hábilmente elementos fantásticos como robots dotados de inteligencia artificial que viven su propia vida o naves que levitan con coches Volvo o furgonetas Volkswagen y ordenadores Compaq de toda la vida.

Cargueros en el aire
Cargueros en el aire

Hackeando el sistema
Hackeando el sistema

Igual que en su libro anterior, las ilustraciones son lo suficientemente detalladas como para sugerir muchas cosas, aunque no tanto como para no dejar sitio a la imaginación del lector, algo que es muy de agradecer.

Este libro es, de hecho, la segunda parte de Tales from the loop, que también me encantó, y que narra la infancia del autor en esta Suecia alternativa.

Los dos libros me han encantado y me parecen más que recomendables para cualquiera a quien le interese el género de las realidades alternativas, aunque creo que el mundo de The Loop es lo suficientemente poco diferente al nuestro como para poder gustarle a mucha gente.

Por cierto que Simon está ya pensando en un tercer libro ambientado en este universo, aunque aún no tiene decidido del todo si cronológicamente va a ir después de los dos ya editados o antes. Me lo pido ya.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 26 de Julio de 2016

Hay que reconocerle a Boeing que tiene bien pillado el truco a jugar con el ángulo de cámara para que parezca que sus aviones son capaces de despegar en vertical, como en este vídeo de demostración del 737 Max

Aunque lo mejor del vídeo es la advertencia del principio: «Hecho por pilotos de pruebas de Boeing. No intentar». Por si los tontacos.

Claro que las tomas en las que se va la panza del helicóptero que graba el vídeo tampoco están nada mal.

(Vía Runway Girl).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 26 de Julio de 2016

Hace años que científicos de todo el mundo están trabajando en crear órganos a partir de estructuras en 3D que luego pueblan con células madre, como por ejemplo hicieron en la universidad de Minesotta.

Allí consiguieron que un corazón del que habían eliminado todas las células vivas, quedándose sólo con su estructura, volviera a latir tras poblarlo con células madre; en otros laboratorios están imprimiendo en 3D estas estructuras y haciendo pruebas similares.

Pero Andrew Pelling propone en este vídeo hacerlo con manzanas.

Sí, con manzanas. De las de comer. Coges una manzana, la tallas en la forma que necesitas, eliminas sus células hasta quedarte con la estructura de celulosa que las soporta, y pueblas ésta con células madre.

Una oreja–manzana en proceso de fabricación
Una «oreja–manzana» en proceso de fabricación – Pellinglabs

Orejas» ya hechas
Orejas» ya hechas – Pellinglabs

Con este proceso, que ha hecho público, por muy poco dinero se consigue hacer algo que usando los otros los procedimientos mencionados es muchísimo más caro, aparte de que usan procedimientos propietarios y secretos.

Por supuesto falta aún mucho tiempo para que veamos «orejas de Pelling» implantadas en algún ser humano, si es que alguna vez es posible, ya que entre otras cosas habría que ver cómo reacciona nuestro sistema inmune a la presencia de ese «andamio» de celulosa…

Pero desde luego resulta una propuesta intrigante y recuerda lo importante que es ser original a la hora de pensar.

(Gracias, Susana).

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear