Por @Alvy — 20 de Febrero de 2017

Wwl venture 3 2016 hero folder 2 3

En el siempre técnicamente excelente Va de barcos hay un reportaje completo sobre el Thermopylae, el primer buque de carga de clase HERO (High Efficiency Ro-Ro = Cargamento rodado de alta eficiencia). Sus características son impresionantes, casi tanto como su aspecto: el de una auténtico ladrillo flotante que no es un parelelepípedo perfecto… por poco.

Con 199,90 metros de eslora (lo justo para poder entrar en los puertos japoneses) desplaza 75.245 toneladas. Tiene 13 cubiertas capaces de transportar 8.000 CEO (car-equivalent units), es decir el volumen típico de un coche. Esto se traduce en 66.000 metros cuadrados de superficie para coches, camiones o vehículos de gran tonelaje. Su calado por debajo de los 10 metros le permiten además entrar en puertos y atravesar canales por los que no pueden acceder otros buques de carga similares.

El motor capaz de hacer moverse a esta bestia de los mares tiene 16.560 kW de potencia, que mueven cuatro palas de casi 7 metros de diámetro. En su diseño se tiene en cuenta que tenga una alta eficiencia energética y mantenga al mínimo las emisiones contaminantes (por debajo del 0,1%) combinando distintos tipos de combustibles.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 20 de Febrero de 2017

Como parte de la apasionante restauración del Xerox Alto que está llevando a cabo pacientemente CuriousMarc (canal altamente recomendado) llegó el momento de probar algunos videojuegos de los 70, incluyendo un pinball y Astroroids, una fiel versión del clásico Asteroides.

Los «cartuchos» –discos rígidos en realidad– los cedió el Xerox PARC, y cuentan que fue un poco como adentrarse en terreno desconocido porque no sabían ni qué se iban a encontrar. Tuvieron que leer vieja documentación datada de antes de 1979 y conectar diversos dispositivos a los puertos serie para que el invento funcionara.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 20 de Febrero de 2017

Alejandro escamilla 8

En Phys.org, Particles from outer space are wreaking low-grade havoc on personal electronics,

Cuando el ordenador se cuelga y muestra la temida pantalla azul de la muerte o cuando el teléfono móvil hace cosas raras lo habitual es culpar a Microsoft, a Apple o a Samsung. En muchos casos, sin embargo, esos gremlins pueden deberse al impacto cósmico de partículas cargadas eléctricamente producidas por los rayos cósmicos y procedentes desde el exterior del sistema solar.

Esta es una de esas amenazas invisibles y difíciles de detectar que, sin embargo, se sabe que tiene un notable impacto sobre equipos electrónicos e informáticos, y cada vez más: «el problema se está volviendo más serio conforme el tamaño de los transistores que forman los microprocesadores son más pequeños, y por tanto más sensibles a la radiación cósmica; también porque la sociedad depende cada vez más de ellos», explica Bharat Bhuva, profesor de ingeniería electrónica en la universidad de Vanderbilt.

Entre los ejemplos de este problema citados por el artículo de Phys.org se menciona el de la máquina de votaciones belga que añadió 4096 votos de más a uno de los candidatos en 2003, y el avión de pasajeros de Qantus que, en 2008, descendió bruscamente más de 200 metros debido a la desconexión súbita del piloto automático.

«Afortunadamente las industrias (médica, bancaria, energética,...) son conscientes de este problema y está tomando medidas para resolverlo”, explica Bhuva. “Es el sector de la electrónica de consumo el que lleva retraso en la resolución de este problema, aunque en realidad el público no tiene que preocuparse mucho por él.”

Fotografía: Alejando Escamilla.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 20 de Febrero de 2017

C5B9QpxVYAMApuT jpg large

Este fin de semana Lego ha mostrado la nueva lanzadera espacial que estará disponible este verano por unos 30 euros. Se trata de una construcción de 285 piezas que además de la lanzadera permite construir, con las mismas piezas, una base extraterrestre y un rover para la exploración planetaria.

Esta nueva versión es una construcción más o menos simple (y asequible), al menos en comparación con la propuesta de una plataforma de lanzamiento del Shuttle en Lego que incluía la plataforma de lanzamiento 39 de cabo Cañaveral además de la propia lanzadera con el depósito de combustible y los cohetes de combustible sólido laterales.

El set incluye, además de la lanzadera, el brazo robot de la bodega de carga, un pequeño satélite y un astronauta equipado para la actividad extravehicular (EVA).

Vía Space.com / Fotografía @Spacedotcom

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear